Office of the Attorney General News Release Archive



miércoles, 28 de abril del 2000

CORNYN INFORMA QUE SE HA LIBRADO DECRETO DE CULPABILIDAD EN CASO TRAGAMONEDAS "EIGHT LINER"

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que un jurado en el Condado de Gregg emitió un veredicto de culpabilidad contra Danny Jester, quien ilegalmente operaba máquinas tragamonedas tipo "eight liner." Jester era propietario del local conocido como Gold Rush 777, radicado en la ciudad de Longview. Jester fue acusado por mantener un local en el cual se llevan a cabo juegos al azar, por promoción de juegos al azar y posesión de aparatos e artículos para juegos al azar.

"La operación de máquinas tragamonedas corresponde a una violación de la ley. Mi oficina trabajará junto a los elementos de la policía local, para firmemente investigar y procesar a aquellos que no se apeguen a la ley," informó el Procurador General Cornyn.

El decreto de culpabilidad fue entregado ante la Corte de Derecho del Condado de Gregg, y la audiencia en la cual se determinarán las sanciones correspondientes será fijada próximamente. Después de solamente 10 minutos de discusión, el jurado determinó que Jester era culpable por haber cometido cinco delitos menores de Clase A, cada uno de ellos sancionable por hasta un año de privación de libertad en la cárcel del condado y/o una multa de hasta 4,000 dólares. El Estado decomisó 14 máquinas tragamonedas y aproximadamente 1,040 dólares en ganancias y apuestas ilegales desde el local Gold Rush 777.

El pasado noviembre, la Procuraduría General, el Departamento de Seguridad Pública (Department of Public Safety, DPS) y el Departamento de Policía de la ciudad de Longview ejecutaron una redada en la cual decomisaron los aparatos y el dinero recabado mediante los juegos al azar, en Gold Rush 777 y diez otros negocios en el Condado de Gregg. Siguen pendientes acusaciones similares contra personas acusadas en los otros casos. Jester fue el primer acusado sometido a juicio. A principios del año en curso, los acusados Russell Tunnell y William Osburn se declararon culpables por posesión de aparatos para juegos al azar, por lo que pagaron una multa de 4,000 dólares y entregaron al Estado ocho máquinas tragamonedas y los ingresos que habían recabado ilegalmente.

Desde octubre del 1999, la Procuraduría General ha decomisado 1,000 máquinas tragamonedasilegales tipo "eight liner" y 756,000 dólares en premios, ganancias y apuestas ilegales. Desde enero del 1999, la Procuraduría General se ha involucrado en casos civiles que han cedido la confiscación de 322 máquinas ilegales y 24,000 dólares en premios, ganancias y apuestas ilegales.

El Subprocurador General Grant Sparks, adscrito a la División de la Procuraduría General para el Combate a Delitos Especiales manejó este caso, junto a la oficina del Fiscal del Condado de Gregg.

- 30 -


Para mayores informes, póngase en contacto con Mark Heckmann, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050