What's New?  AG John Cornyn  Agency Contacts  Child Support  Consumer Protection  Crime Victims  Criminal Justice  Elder Texans  Employment  News & Publications  Opinions  Open Government

Office of the Attorney General News Release Archive


HOME  |   LINKS  |   SITE INDEX   |   SEARCH    |   ESPAÑOL

viernes, 21 de julio del 2000

CORNYN Y MOSBACKER INFORMAN QUE HAN LOGRADO ENJUICIAR EXITOSAMENTE A CASO DE FRAUDE CONTRA EL PROGRAMA MEDICAID

Pediatra en Houston tendrá que pagar más de un millón de dolares en restitución y multas

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, y el Fiscal Federal de los Estados Unidos, Mervyn Mosbacker, hoy informaron que Nancy Johnson, Juez de Magistrado Federal, ha librado un fallo final, según el cual se determina la culpabilidad del Doctor William Harold Mack, pediatra radicado en Houston, por defraudar al programa Medicaid. El Doctor Mack se ha conformado indemnizar por los daños y perjuicios causados por él, de 773,847 dólares, además de una multa civil por 725,000 dólares, conforme a lo autorizado bajo el Acta Contra los Derechos de Pago Falsos (False Claims Act), 31 U.S.C. Fracción 3729(a), por lo que la multa total llegará a ser 1,498,847 dólares.

"Estas sanciones le hacen saber muy claramente a aquellos que pretendan cometer fraude contra el programa Medicaid, que serán enjuiciados y le harán frente a las consecuencias. Gracias a las labores conjuntas de las entidades estatales y federales del orden público, los que traten de defraudar o abusar el sistema Medicaid serán entregados ante la justicia," dijo el Procurador General Cornyn.

"Los Estados Unidos procederán en una manera firme contra aquellos como el Doctor Mack, quien, además de defraudar el gobierno, puso en peligro a la salud de niños, ya que no cumplió los exámenes médicos por los cuales estaba cobrando," dijo el Fiscal Federal Mervyn Mosbacker.

La Unidad de la Procuraduría General para el Control del Fraude Contra el Programa Medicaid (Attorney General's Medicaid Fraud Control Unit) se unió a los esfuerzos del Servicio de Investigaciones Penales de la Defensa de los Estados Unidos (United States Defense Criminal Investigative Services), con el fin de repasar las facturaciones médicas entregadas por el Doctor Mack. Según la investigación, se manifestaban casos de facturas presentadas a los programas Medicaid y CHAMPUS (conocido como Tri-Care) por servicios médicos que en realidad no se llevaron a cabo. La mayoría de las facturas falsas correspondían a muestras de sangre que el doctor no llevó a cabo, las cuales hubieran tenido que cumplirse periódicamente bajo las normas del programa Texas Health Steps. Estas pruebas sirven para detectar en los niños ciertos padecimientos médicos, los cuales pueden ser tratados si se descubren a una temprana edad, tales como envenenamiento de plomo o anemia. Asimismo, el Doctor Mack sistemáticamente le enviaba facturas a los programas Medicaid y CHAMPUS por servicios adicionales que jamás se cumplieron, tales como pruebas para detectar el estreptocócico, exámenes de timpanometría y alergias. Algunos de los exámenes de laboratorio fueron llevados a cabo por una instalación sin licencia.

En la mayoría de los casos, la Procuraduría General investiga los casos de fraude cometido contra el programa Medicaid, y subsecuentemente le entrega los resultados y las pruebas correspondientes a los fiscales estatales y federales a quien les competa los casos correspondientes. Al ser enjuiciados por los fiscales, los acusados pueden ser sancionados al imponerse sentencias de prisión, multas, restitución a favor de los perjudicados y multas civiles. En 1999, las investigaciones manejadas por el Procurador General cedieron 5.7 millones de dólares en multas y restitución-lo que corresponde a un tremendo aumento comparado con los 32,000 dólares en multas y restituciones ordenadas en 1997.

La investigación fue manejada por John Hoover y Rodney Boyles, adscritos a la Unidad de la Procuraduría General para el Control del Fraude Contra el Programa Medicaid; el Agente Especial George Fifer, integrante del Servicio de Investigaciones Penales de la Defensa de los Estados Unidos; Linda Evans y Marianne Bailey, integradas a la Fiscalía Federal; y la Subfiscal Federal Michelle Zingaro.

Para reportar sospechas de fraude contra el programa Medicaid, acuda telefónicamente a la Unidad de la Procuraduría General para el Control del Fraude Contra el Programa Medicaid al (512) 463-2011 o por correo electrónico al mfcu@texasattorneygeneral.gov. Toda llamada y correspondencia es confidencial.

- 30 -


Para mayores informes, póngase en contacto con Mark Heckmann, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050.

Enlace con la Fiscalía Federal: Norma Lacy, (713) 567-9388


Go to Top