Office of the Attorney General News Release Archive

miércoles, 2 de agosto del 2000

CORNYN INFORMA QUE SE HA LOGRADO ACUERDO POR 1.7 MILLONES DE DOLARES CON EL MAS GRANDE DISTRIBUIDOR DE LIBROS ESCOLARES Y BIBLIOTECARIOS DEL PAIS

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, junto al Departamento de Justicia de los Estados Unidos (U.S. Department of Justice) y otros 17 procuradores estatales, hoy informó que se ha establecido un acuerdo legal con la empresa Baker and Taylor, Inc., el más grande abastecedor del país para libros usados en las escuelas y bibliotecas públicas. Al acuerdo también se suscribe W.R. Grace & Co., entidad que previamente era dueña de Baker and Taylor. Mediante este acuerdo se le da fin a la demanda previamente antepuesta contra las entidades, según la cual se alega que, a partir del 1980, las compañías se habían involucrado en una amplia estrategia para cobrar precios excesivos a escuelas y bibliotecas por los libros que éstas compraban.

Las compañías se han conformado en pagar 15.5 millones de dólares como condición para resolver la acción legal en su contra, y al Estado de Texas le corresponden 1.692 millones. El dinero que se recabará gracias a este acuerdo será entregado a las bibliotecas y escuelas que han sido defraudadas.

"Los fondos que debidamente le pertenecían a las bibliotecas y escuelas de Texas, fueron aplicados como utilidades en las tablas de contabilidad de estas compañías," dijo el Procurador General Cornyn. "Me da sumo gusto informar que el dinero recuperado por mi oficina le será devuelto a las escuelas y bibliotecas en nuestras comunidades. Responsabilizaremos a toda empresa que intente defraudar a cualquier institución pública."

Bajo la demanda, la cual fue antepuesta según el Acta de Texas Contra Prácticas Comerciales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act), el Procurador General Cornyn alega que varias casas editoriales le vendían a Baker & Taylor libros especialmente elaborados con materiales y en forma más perdurable para ser usados en escuelas y bibliotecas (conocidos como "trade books" en inglés), ofreciéndole un fuerte descuento al distribuidor. A su vez, bajo los contratos que Baker & Taylor celebraba con escuelas y bibliotecas, el abastecedor le aseguraba a las entidades públicas que éstas se verían beneficiadas por los descuentos, ya que Baker & Taylor le "pasaría" estos ahorros a sus entidades clientes..

Sin embargo, a partir del 1980, la compañía adoptó una masiva práctica de "aumento de utilidades", con el fin de secretamente eliminar miles de libros desde la lista de publicaciones que serían vendidas a precios considerablemente descontados. En la demanda del Procurador General, se alega que, hasta fines del 1993, Baker & Taylor le enviaba facturas a sus escuelas y bibliotecas clientes, en las cuales se establecían precios mayores a lo acordado. La acción legal solicita que la corte ordene que sean efectuados pagos de restitución a las entidades que hayan pagado precios excesivos. La Procuraduría General le enviará una carta a toda escuela y biblioteca elegible, dando a saber cómo participar en el programa de restitución que pondrá en marcha una vez que el Estado de Texas reciba las cantidades correspondientes este próximo septiembre.

Los demás estados que participaron en el acuerdo legal son Arkansas, California, Connecticut, Florida, Hawaii, Idaho, Kentucky, Massachusetts, Minesota, Misuri, Nevada, Nuevo México, Oklahoma, Tennessee, Vermont y Wisconsin.

- 30 -


Para mayores informes, póngase en contacto con Mark Heckmann, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050
Go to Top