What's New?  AG John Cornyn  Agency Contacts  Child Support  Consumer Protection  Crime Victims  Criminal Justice  Elder Texans  Employment  News & Publications  Opinions  Open Government

Office of the Attorney General News Release Archive


HOME  |   LINKS  |   SITE INDEX   |   SEARCH    |   ESPAÑOL

miércoles, 9 de agosto del 2000

CORNYN DEMANDA A FARMACIAS CIBERNETICAS

Las entidades demandadas enviaban fármacos peligrosos y sustancias controladas basándose simplemente en "consultas cibernéticas"

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy antepuso acciones legales contra las farmacias cibernéticas ExpressToday.com y MedPrescribe.com. Estos sitios en la Internet engañaban al consumidor y perjudicaban la salud del público, al vender fármacos peligrosos y sustancias controladas bajo la ley. Tales ventas se efectuaban mediante la Red Mundial, después de que el consumidor se sometiera a una simple "consulta cibernética."

"El poder recibir medicinas simplemente al presionar un botón es una peligrosa receta médica. Estos negocios están operando afuera de la ley y engañan al consumidor en cuanto a la seguridad de sus productos, lo que pone en juego la salud de sus clientes," dijo el Procurador General Cornyn. "Las farmacias que venden medicinas en línea le brindan una tremenda conveniencia y libertad a los pacientes que no puedan salir de sus propios hogares; aquellos que vivan en zonas rurales aisladas; y demás personas. Sin embargo, al igual que todo negocio, estas entidades deben operar dentro de un marco legal."

Los investigadores de la Procuraduría General se enteraron de estas prácticas engañosas el mes pasado, al cumplimentarse una investigación bajo cubierta. Una investigadora de 40 años de edad se presentó por medio de la Internet ante las farmacias cibernéticas como un hombre de 53 años de edad, para así adquirir Viagra y Fentemina por medio de estas páginas sin contar con una receta médica y sin haber consultado a un doctor. Estas compañías le venden varios productos directamente al público de Texas, entre ellos los fármacos Viagra, Fentemina, Propecia, Xenical y demás medicinas populares que normalmente pueden comprarse solamente con receta médica. Estas y demás medicinas ofrecidas por las páginas Internet de los demandados son consideradas por la Administración de Cumplimiento Antidrogas (Drug Enforecement Agency, DEA) como fármacos peligrosos o sustancias controladas bajo la ley.

Estos fármacos no deberían ser usados por personas que padecen ciertos estados graves de salud. Por ejemplo, el Viagra podría causar complicaciones médicas si es usado por hombres con padecimientos cardiacos. Según la Administración Federal de Fármacos (Federal Drug Administration, FDA), 128 hombres han fallecido a raíz de complicaciones causadas por el Viagra. La Fentemina es una medicina para adelgazar que disminuye el apetito, pero puede causar adicciones físicas y sicológicas en los pacientes que la usan. No debería ser usada por personas con problemas cardiacos, alta presión de la sangre, arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias sanguíneas), glaucoma o antecedentes de abuso de drogas o alcohol. No obstante, la investigadora fue capaz de obtener estos fármacos sin ni siquiera consultar un médico.

Estas páginas Internet interactivas promueven, venden y le envían los fármacos directamente a consumidores en Texas. El consumidor que acuda a tales sitios en la Red Mundial puede obtener medicinas que normalmente no se le proporcionan a quien no tenga una receta médica, si simplemente sigue algunos pasos:

  • Llenar un formulario interactivo, en el cual se le pide al cliente de proporcionar cierta información personal sobre la facturación y su número de tarjeta de crédito;
  • Elegir la medicina y la dosis que desea; y
  • Dar escasos informes médicos.

Los consumidores que sigan estos pasos han sido capaces de recibir medicinas de receta sin hablar con un médico; sin ninguna examinación física; sin que se lleve a cabo un examen diagnóstico adecuado; sin que se manejen exámenes de laboratorio del paciente; y sin que sean discutidos los riesgos y beneficios que se presentan a usar cada medicina que se haya ordenado.

Las páginas Internet bajo cuestión también engañan al consumidor, ya que indican que una evaluación por medio de la Red Mundial es suficiente para permitir que un médico autorice una receta que al paciente le permita consumir fármacos peligrosos o sustancias controladas. De hecho, MedPrescribe.com le informa a sus potenciales clientes que una consulta médica en persona ante un doctor no es "más relevante que una consulta en línea."

Las demandas contra estas y demás farmacias que operan por la Internet y que están radicadas afuera del estado, fueron entabladas ante una Corte de Distrito Estatal en el Condado de Travis. Según las acciones legales del Procurador General, se solicita darle fin a estas ventas engañosas mediante un decreto judicial que le prohiba a los demandados de promover, vender, librar recetas médicas y distribuir medicinas de receta médica a ningun consumidor en Texas sin antes implementar las medidas de seguridad necesarias para proteger el bienestar del consumidor. El Procurador General Cornyn también ha solicitado que los demandados le reembolsen al Estado por sus gastos de investigación y legales, y que se impongan multas civiles por haber violado el Acta Contra Prácticas Comerciales Engañosas (Deceptive Trade Practices Act).

La FDA y la Procuraduría General ofrecen las siguientes sugerencias para todo consumidor que quiera comprar sus medicinas por medio de la Red Mundial:

  • Póngase en contacto con la Mesa Directiva de Farmacología de Texas (Texas State Board of Pharmacy) para averiguar si un sitio específico en la Red Mundial está siendo operado por una farmacia que cuenta con las licencias debidas y que se ha desempeñado debidamente.
  • No compre medicinas a través de páginas Internet que le ofrecen una receta médica por primera vez, sin exigir que se lleve a cabo un examen médico; que estén dispuestas a venderle medicinas sin que usted cuente con una receta médica, cuando ésta sea necesaria; o que vendan productos que no hayan sido aprobados por la FDA.
  • No compre productos a través de sitios que no le den acceso a un farmacéutico licenciado o que no estén dispuestos a contestar las preguntas que usted les haga.
  • Ejerza cuidado con páginas Internet que promueven una "nueva cura" para aliviar una enfermedad seria, o que le ofrecen una medicina "milagrosa" que supuestamente puede curar una serie de enfermedades.
  • Evite usar páginas en que se informa sobre casos en los cuales se han manifestado resultados "milagrosos" por los que han usado una medicina específica, especialmente si no hay ninguna prueba que esto sea cierto.
  • Hable con una persona profesional, tal como un doctor, una enfermera o un farmacéutico antes de usar cualquier medicina por primera vez.

(Fuente: www.fda.gov)

Para presentar una denuncia, o si quiere quejarse contra un negocio que vende sus productos a través de la Internet, llame gratuitamente a la Línea Especial de la Procuraduría General para la Protección al Consumidor al 1-800-252-8011, o llene un formulario de queja interactivo a través de la página Internet de la Procuraduría General al www.oag.state.tx.us. El formulario es disponible en español e inglés.

- 30 -


Para mayores informes, póngase en contacto con Mark Heckmann, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050
Go to Top