What's New?  AG John Cornyn  Agency Contacts  Child Support  Consumer Protection  Crime Victims  Criminal Justice  Elder Texans  Employment  News & Publications  Opinions  Open Government

Office of the Attorney General News Release Archive


HOME  |   LINKS  |   SITE INDEX   |   SEARCH    |   ESPAÑOL

miércoles, 4 de octubre del 2000

CORNYN DEMANDA A COMPAÑIA DE PRODUCTOS ALIMENTICIOS

En la acción del Procurador General se señalan varias violaciones contra la salud y seguridad

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que ha demandado a la empresa conocida como Dallas Calco, Inc., también conocida como Eastern Tofu ("Calco"), radicada en la ciudad de Dallas. Calco es una empresa que elabora y vende productos alimenticios al por mayor, y distribuye sus productos a restaurantes y abarroterías chinas en el área de Dallas-Fort Worth. Calco manejaba sus operaciones sin contar con una licencia emitida por el Departamento de Salud de Texas (Texas Department of Health, TDH) y, no obstante haberse llevado a cabo varias investigaciones por el Departamento, Calco no remedió varias deficiencias, inclusive el haber sido descubiertas actividades de insectos, equipo desgastado para elaborar alimentos y violaciones de etiquetado y de las empaquetaduras en vacío de sus productos.

"Seguidamente he señalado que el consumidor tiene el derecho de comprar y consumir productos alimenticios, sin temer que sean contaminados. Seguiré a luchar contra las compañías que le den la espalda a las normas de salud y seguridad," dijo el Procurador General Cornyn.

La demanda fue antepuesta a petición del Comisionado de Salud de Texas, ante una Corte de Distrito Estatal en la ciudad de Dallas. Esta acción legal contra Calco, Inc. se basa en los siguientes alegatos, además de otras violaciones:

  • Actividad de insectos en las áreas de producción y almacenamiento de alimentos;
  • Se detectaron varias cucarachas vivas en, y alrededor de, las planchas para hacer tofu (alimento elaborado a base de soja);
  • Detección de oxidación, partículas de pintura y moho en, y alrededor de, las planchas para hacer tofu;
  • No se usaban detectores de partículas de metal al elaborar el tofu;
  • Carecían fechas de vencimiento en las etiquetas de los productos;
  • El agua de los lavabos se descargaba hacia el suelo en las áreas en que se producían y almacenaban alimentos;
  • En las etiquetas había declaraciones no comprobadas en cuanto a su valor nutritivo;
  • Carecía agua caliente en los lavabos para lavarse las manos;
  • Carecían las medidas necesarias para controlar la temperatura durante el proceso para elaborar el tofu; y
  • Varias carencias en el edificio permitían que roedores e insectos entraran a la bodega.

El Departamento de Salud de Texas periódicamente inspecciona a las entidades que elaboren productos alimenticios y, según la ley, esta dependencia debe deshacerse y/o impedir que se venda cualquier producto que presente un peligro inmediato y serio contra la salud y seguridad pública. El Departamento seguirá vigilando las instalaciones de Calco, para poder detectar condiciones que presenten tal tipo de amenaza. Aunque las condiciones actuales en la instalación todavía no han llegado a tal nivel, el riesgo de contaminación, junto a infracciones que previamente se han detectado en tal lugar, permiten que el estado lleve a cabo medidas legales.

En la demanda se alega que Calco no resolvió las carencias que anteriormente habían sido detectadas, y que tampoco protegió a los productos alimenticios contra posibles adulteraciones y contaminación, lo que corresponde a una violación del Acta de Alimentos, Fármacos y Cosméticos de Texas (Texas Food Drug and Cosmetic Act). El Estado ha presentado acciones legales que solicitan que la corte emita órdenes temporales y, eventualmente, permanentes, las cuales prohíban que continúen manifestándose las condiciones insalubres que han sido alegadas por la demanda. También se exige que la corte imponga multas civiles contra el demandado y que éste se vea obligado a reembolsar al Estado por sus gastos legales y para el manejo de las investigaciones.

El caso está siendo manejado por el Subprocurador Ken Kirkpatrick, adscrito a la sucursal de Dallas de la División de la Procuraduría General para la Protección al Consumidor.

- 30 -


Para mayores informes, póngase en contacto con Mark Heckmann, Heather Browne, o Tom Kelley al (512) 463-2050
Go to Top