Office of the Attorney General News Release Archive

miércoles, 15 de noviembre del 2000

LA OFICINA DE LA PROCURADURIA GENERAL PARA ASUNTOS CIBERNETICOS LOGRA ARRESTAR SOSPECHOSO ACUSADO TRAS DISTRIBUIR PORNOGRAFIA DE MENORES

Se acusa a empleado de concesionaria de autos por uso ilegal de la red de la empresa

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que la Oficina de Asuntos Cibernéticos, la cual es parte de la Procuraduría General, respaldó al Grupo de Trabajo del Departamento de Policía de Dallas para Combatir Delitos Cibernéticos Contra Menores (Internet Crimes Against Children Task Force), con el fin de arrestar un ex-empleado de la concesionaria de autos Park Place de Dallas. El caso surgió debido a acceso ilegal a la red de computadoras de la empresa, mediante la cual fue distribuida pornografía de menores a aproximadamente 500 empleados de Park Place, ubicada en el 4023 Oak Lawn Avenue.

James Stephen Morris, residente de McKinney de 35 años de edad, ha sido acusado por promoción de pornografía de niños y por acceso ilegal a un sistema cibernético. Ambos delitos son considerados crímenes mayores del tercer grado, según lo dispuesto por el Código Penal de Texas. Al cumplimentarse una orden de cateo de la residencia de Morris el día 3 de noviembre, fueron descubiertas 14 computadoras, las cuales se piensa que hayan sido instrumentales para que el acusado ilegalmente lograra acceso al sistema de cómputo de la concesionaria. Tal búsqueda corresponde a la más grande confiscación de pruebas lograda a la fecha por la Oficina de Asuntos Cibernéticos.

"Para cometer un delito de esta magnitud, fue necesario premeditarlo a largo plazo, inclusive el hecho de que se alega que el sospechoso, por medio de la Internet, fingió ser uno de los gerentes de Park Place," dijo el Procurador General Cornyn. "Las medidas que rápidamente se llevaron a cabo contra este delito, junto a la buena relación que se está desarrollando entre la Oficina de Asuntos Cibernéticos y el Departamento de Policía de Dallas, hacen claro que nos comprometemos en cooperar con las entidades del orden público a nivel local para darle alto a este tipo de actividad por medio de la Internet."

Según las acusaciones, se alega que el 19 de octubre del año en curso Morris ilegalmente logró acceso a la red de computadores de la compañía, haciéndolo remotamente desde su hogar. Se alega que el acusado entró al sistema usando la identidad electrónica y la clave del gerente de la empresa. Uno de los correos electrónicos que fue enviado a más de 500 empleados tenía anexos cuatro archivos electrónicos, y al abrirlos, los destinatarios descubrieron que eran imágenes de pornografía de menores de edad.

El Laboratorio Forense Cibernético Regional del Norte de Texas (North Texas Regional Computer Forensics Lab) ayudó en el manejo del cateo y analizar las pruebas digitales que, según el parecer de las autoridades, demuestran que el acusado logró acceso ilegal a la red de computadoras de la compañía.

Si se comprueba su culpabilidad, Morris podría ser sujeto a una condena de 10 años y 10,000 dólares de multa.

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top