Office of the Attorney General News Release Archive



martes, 9 de enero del 2001

CORNYN INFORMA QUE HA SIDO LIBRADA SENTENCIA CONTRA ACUSADO ENJUICIADO EN HOUSTON BAJO EL PROGRAMA "TEXAS EXILE"

Al acusado se le impone condena de cinco aņos

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, y el Lic. Mervyn Mosbacker, Fiscal Federal del Distrito Sur de Texas, hoy informaron que el acusado Roderick Banks fue sentenciado a 57 meses de prisión federal, seguido por tres años de libertad condicional supervisada. El caso contra el imputado fue manejado bajo el programa Texas Exile. Banks fue sentenciado por ser un ex-reo con posesión de un arma de fuego. La condena fue decretada hoy por un tribunal federal en Houston.

"Cada arresto, cada acusación formal ante un gran jurado, cada determinación de culpabilidad, y cada condena que se imponga, es un paso hacia adelante en eliminar a los criminales y sus armas desde nuestras comunidades", dijo el Procurador General Cornyn. "Felicito a la Subfiscal Ashley Chapman y al Fiscal Federal por sus buenas labores en cuanto a este caso. Asimismo me permito dar las gracias al Fiscal Estatal Chuck Rosenthal por el apoyo que le ha brindado al programa Texas Exile".

En mayo del año pasado, M.J. Wright, patrullero de Houston, detuvo a Banks por exceso de velocidad. Poco después de detener a Banks, Wright determinó que Banks no contaba con una licencia texana de manejo válida, no tenía información sobre la cobertura de seguros de su vehículo, y no tenía ningún tipo de documento de identificación.

El agente Wright escoltó a Banks hacia la patrulla, para ver si el acusado podría encontrar algún documento de identificación. Al llegar a la patrulla, como medida de seguridad, el agente cacheó al acusado. Antes de que el agente empezara a cachear al acusado, Banks empujó al patrullero y empezó a correr. El Agente Wright persiguió a Banks e hizo una llamada de auxilio a demás elementos policiacos. La zona en los alrededores fue bloqueada por agentes del Departamento de Policía de Houston y, gracias a un helicóptero policiaco, Banks fue detectado y subsecuentemente arrestado por dos agentes. El patrullero Wright identificó a Banks como el sospechoso que él anteriormente detuvo. Asimismo, un testigo acudió ante los elementos policiacos y declaró haber visto a Banks saltar la barda de una casa vecina y haber ocultado algo en un arbusto frente a tal hogar. El testigo indicó que Banks rasgó su camisa al saltar la barda. Los elementos notaron que la camisa que Banks llevaba puesta estaba rota, y encontraron el pedazo correspondiente en el jardín indicado. Al buscar en el arbusto señalado por el testigo, el Sargento BD Palmer encontró una pistola de calibre .32, de marca Davis Industries.

En el momento en que ocurrieron estos acontecimientos, Banks ya contaba con tres antecedentes penales por delitos graves: Posesión de una sustancia controlada (drogas); posesión de una sustancia controlada con la intención de distribuirla; y posesión de una sustancia prohibida en una instalación penal. Estos delitos anteriores ocurrieron en el Condado de Harris, Texas, por lo que en 1993 Banks fue sentenciado a 10 años de prisión. Cabe señalar que, al ser detenido por le Agente Wright, Banks se encontraba bajo libertad condicional por una sentencia anterior.

Asimismo, a partir del 9 de abril de 2000, siguen pendientes dos acusaciones adicionales contra Banks, las cuales están siendo manejadas por la Corte del 263o Distrito Estatal en Houston. Al ocurrir los acontecimientos en mayo del 2000, Banks había sido puesto en libertad bajo fianza, y uno de los cargos en su contra en aquel entonces era el de posesión ilegal de un arma de fuego.

Según la Oficina de Administración de las Cortes Federales, durante el último año se ha registrado un aumento del 60 por ciento en Texas en cuanto al número de procesos por violación de leyes federales que prohíben portar armas ilegalmente. La misma dependencia también señala que en Texas se maneja el mayor número de juicios penales bajo las leyes federales contra personas que ilegalmente porten armas.

A la fecha, bajo el programa Texas Exile se han librado 420 acusaciones formales, se han registrado 212 determinaciones judiciales de culpabilidad, y han sido decomisadas 850 armas de fuego.

Para mayores informes sobre Texas Exile y e hacerse parte de un esfuerzo de información social, ya sean en español o inglés, acuda a la página Internet www.texasexile.com o a la página principal de la Procuraduría General al www.oag.state.tx.us. El programa ofrece información gratuita en español, inclusive folletos y carteles.

- 30 -


Go to Top