Office of the Attorney General News Release Archive



martes, 23 de enero del 2001

CORNYN RECUPERA UN MILLON DE DOLARES TRAS DEMANDAR A LA COMPAÑIA BAYER POR COMETER FRAUDE

La empresa de productos farmaceúticos se ve obligada a reembolsar al Estado y al Programa Medicaid por cobros excesivos

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy informó que el Estado de Texas ha ratificado un acuerdo legal con Bayer Corporation, la gigantesca empresa de productos farmacéuticos. Bajo el convenio, el Estado recibirá 1.03 millones de dólares, de manera tal que serán resueltos los pagos excesivos efectuados por el programa Medicaid de Texas, el cual pagó precios ilegalmente elevados al adquirir ciertos productos de la compañía.

Texas, entre demás estados y el gobierno federal, ratificó un convenio según el cual Bayer pagará 14 millones de dólares como resultado de reembolsos que fueron pagados por el programa Medicaid a Bayer, al comprar productos sanguíneos intravenosos para ciertos beneficiarios Medicaid. Ya que Medicaid es subvencionado por los estados y el gobierno federal, serán repartidas de manera correspondiente aquellas cantidades recabadas mediante la acción legal, por lo que más de un millon de dólares le corresponden a Texas.

"Este caso hace manifiesto que los contribuyentes de impuestos en Texas no van a tolerar que se pague por la conducta fraudulenta de empresas que incrementan sus ganancias ilegalmente al vender productos y servicios médicos a los beneficiarios de programa Medicaid, cobrando precios elevados", dijo el Procurador General Cornyn. "Mi oficina le está haciendo muy claro a compañías tales como Bayer, que deben entregar documentos completos y exactos ante el Estado, en lo relativo a los precios que serán cobrados bajo el programa Medicaid. Mi oficina le está dando seguimiento a sus investigaciones de otras empresas que posiblemente se estén involucrando en tácticas semejantes", aseguró el mandatario.

Como parte de su línea de productos médicos, Bayer elabora, distribuye y vende fluidos intravenosos biológicos a entidades de cuidado médico, comerciantes de mayoreo y distribuidores de productos farmacéuticos. Según lo dispuesto por la ley de Texas, fabricantes tales como Bayer deben reportar al Estado los precios de venta al por mayor de tales productos. A su vez, el Estado depende de tales datos para calcular el precio al cual las entidades médicas compran tales productos, y de tal forma le reembolsa tal cantidad cada vez que los productos hayan sido usados por beneficiarios del programa Medicaid. Sin embargo, Bayer indicó ante el Estado de Texas, que el precio de venta de tales productos era mucho más que el precio al cual la compañía realmente vendía tales productos al por mayor.

La Procuraduría General asevera que Bayer conscientemente desempeñó una estrategia de mercadeo, conforme a la cual reportó los precios de mayoreo de los productos bajo cuestión, a niveles mucho más altos que el verdadero precio que fue pagado por los clientes de Bayer. Al hacer esto, los clientes de Bayer que usaron tales productos como parte del cuidado médico de pacientes cuyos gastos serían reembolsados por Medicaid, recibieron reembolsos mucho más altos que su verdadero precio de compra.

En 1999, el Procurador General Cornyn estableció la Unidad Civil para el Combate al Fraude Contra el Programa Medicaid (Civil Medicaid Fraud and Collection Section). Antes de ser inaugurada esta nueva dependencia, las leyes que fueron establecidas en 1995 relativas a este tipo de fraude no habían sido plenamente aplicadas. La ley que fue ratificada en 1995 impone multas considerables contra aquellos que defrauden el programa Medicaid, entre ellas la posibilidad de pagar tres veces las pérdidas incurridas por el programa, verse obligado a pagar por los gastos legales incurridos por las autoridades y hasta 10,000 dólares de multa por cada violación de ley.

La investigación fue manejada por la Unidad Civil de la Procuraduría General para el Combate al Fraude Contra el Programa Medicaid, la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas (Texas Health and Human Services Commission) y el Departamento de Salud de Texas (Texas Department of Health).

A la fecha, Cornyn ha demandado a otras tres compañías que elaboran productos farmacéuticos:

Warrick Pharmaceuticals, Dey y Roxane Laboratories. Se alega que tales entidades desempeñaron estrategias similares a la de Bayer. Bajo la acción legal antepuesta por Cornyn contra estas tres entidades, la cual todavía se encuentra en trámite ante un tribunal en el Condado de Travis, el Estado exige que estas empresas paguen un total de 79 millones de dólares.

- 30 -


Go to Top