Office of the Attorney General News Release Archive



martes, 27 de marzo del 2001

LA COMPAÑIA DE INTERNET BIGSMART SE CONFORMA EN RESOLVER ACCIONES LEGALES ANTEPUESTAS EN SU CONTRA POR TEXAS, LA COMISION FEDERAL DE COMERCIO Y OTROS ESTADOS

Mediante el acuerdo se esperan reembolsos de 1.7 millones de dólares a favor de consumidores en Texas

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, al colaborar con la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC) y entidades en demás estados, ha establecido un acuerdo con la empresa de Internet BigSmart.com, conforme al cual se espera que serán distribuidos 1.7 millones de dólares a favor de consumidores en Texas que adquirieron espacio de servidor cibernético mediante tal compañía. A Texas le corresponde la más grande proporción de consumidores afectados. Al nivel nacional, la cantidad bajo cuestión por la acción legal es de cinco millones de dólares.

"Los consumidores en Texas participaron en esta empresa en buena fe, con la esperanza de recibir un margen razonable de utilidades por sus inversiones", afirmó el Procurador Cornyn. "Sin embargo, esta estrategia de 'pirámide' de ventas engañó al consumidor en cuanto a los ingresos que podría lograr si participaba en este negocio de Internet. El hecho de que la compañía haya reconocido las inconformidades expuestas en nuestra demanda, se manifiestan en la forma en que la entidad ha indicado su disposición a resolver este caso".

La demanda contra BigSmart surgió a raíz de una de las primeras investigaciones llevadas a cabo por la Oficina de Asuntos Cibernéticos (Internet Bureau) del Procurador Cornyn. Dicha dependencia de la Procuraduría General fue inaugurada este pasado septiembre como órgano que lucha contra las violaciones de ley cometidas por medio de la Internet.

BigSmart, que radica en Arizona, inicialmente ofreció a la venta "centros comerciales" ("shopping malls") virtuales a sus clientes, por un precio de 300 dólares cada uno. Tales sitios se vinculaban uno con el otro mediante enlaces electrónicos, y en ellos se ofrecían a la venta productos y servicios que podrían ser adquiridos por otros usuarios de la Internet. Sin embargo, las personas que adquirían tales sitios ganaban muy poco, o de hecho no lograban ganancia alguna, mediante la venta de productos a través de los sitios que habían comprado. En realidad, los ingresos se lograban al reclutar personas adicionales para que compraran más sitios, por lo que principalmente se veían beneficiadas las personas que inicialmente se hicieron parte de esta estrategia de mercadotecnia, mientras que los nuevos "reclutas" ganaban muy poco o nada.

Según el acuerdo ratificado hoy, a BigSmart le resulta prohibido:

  • Obligarle a la gente que compre "centros comerciales virtuales" de adquirir los productos vendidos por tales sitios como condición para recibir comisiones;
  • Involucrarse en ilegales estrategias de "pirámides" de ventas; y
  • Hacer aserciones específicas sobre las ganancias que serán logradas por sus clientes.

Asimismo, se exige que BigSmart se conforme a:

  • Revisar toda publicidad creada por demás personas que promuevan el plan de ventas de BigSmart;
  • Darle fin a toda sociedad con personas que promuevan el programa al hacer declaraciones falsas sobre los ingresos que pueden lograrse;
  • Por un plazo de tres años, tendrán que presentar en su página Internet una copia de el decreto legal correspondiente a este caso; y
  • Avisarle a cada cliente en Texas acerca de tales prohibiciones, y la elegibilidad de tales personas a recibir reembolsos.

- 30 -


Go to Top