Office of the Attorney General News Release Archive



martes, 3 de abril del 2001

CORNYN ANTEPONE DEMANDA CONTRA EMPRESA EN EL VALLE DE TEXAS, TRAS HABER ENGAÑADO A CONSUMIDORES A TRAVES DE VENTAS A DOMICILIO

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, informa que ha sido demandada la compañía Perfect Water Solutions, Inc., una empresa basada en McAllen que vendía sistemas residenciales caros para la filtración de agua.

Según la acción legal, Cornyn alega que, aunque las ventas se negociaban en español, todos los documentos correspondientes a la venta, inclusive las declaraciones necesarias bajo la ley, eran en inglés. A los consumidores afectados no se les avisó debidamente que contaban con el derecho de cancelar la compra y recibir reembolsos si cambiaban de idea dentro de tres días hábiles. Tal incumplimiento corresponde a una violación del Acta de Texas Sobre Ventas a Domicilio (Texas Home Solicitation Act). La compañía también hizo aserciones falsas ante sus clientes en cuanto a las condiciones de los contratos para financiar las unidades de filtración. Varios consumidores, sin saberlo, solicitaron líneas de crédito rotativo (revolving credit accounts) en lugar de crédito fijo para la compra de las unidades. Como consecuencia, se vieron obligados a cumplir pagos más caros, y por plazos más largos, de lo que le habían prometido los vendedores.

"A pesar de no haber mejorado la calidad de vida de sus clientes, Perfect Water Solutions se dedicaba a separar al consumidor del dinero que había ganado tras mucho esfuerzo, dándole muy poco al cliente a cambio," dijo el Procurador General Cornyn. "No vamos a permitir que se lleve a cabo este tipo de actividad fraudulenta".

Entre las peticiones de la demanda, el Procurador General ha solicitado que sean cancelados todos los contratos celebrados entre Perfect Water Solutions y sus clientes, si la corte determina que la compañía violó el Acta de Texas Sobre Ventas a Domicilio o el Acta de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act) al establecer tales acuerdos de compra.

Según sus quejas, varios consumidores señalaron ante la oficina de Cornyn que los sistemas eran mucho más caros de lo que originalmente se les había indicado. Los vendedores les informaban a sus clientes que las unidades costaban alrededor de 5,000 dólares, y que, al pagar 100 dólares al mes, saldarían la deuda dentro de cuatro a cinco años. Tal aserción implicaba que en el precio de 5,000 dólares se incluía el interés. Sin embargo, a los clientes no se les informó que una tasa de interés sería agregada a tal cantidad, y que al simplemente cumplir pagos mínimos mensuales, se extendería el plazo de pagos por muchos años más, y el precio total de cada unidad sería considerablemente mayor a 5,000 dólares.

Asimismo, varios consumidores señalaron que las unidades no mejoraban la calidad del agua (de hecho, le daba un mal olor y sabor), y que también se requerían gastos considerables para mantener la unidad, los cuales no le fueron indicados a los clientes al hacer la compra.

"Esta demanda se logró gracias a varios consumidores que manifestaron sus inconformidades ante mi División para la Protección al Consumidor. Les escuchamos, y llevamos a cabo las medidas necesarias", dijo Cornyn.

La Procuraduría General ofrece varios formularios de queja y publicaciones sobre la protección al consumidor en español e inglés. La gente puede solicitar copias gratuitas llamando al 1-800-252-8011 o al acudir a la página Internet de la oficina al www.oag.state.tx.us.

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top