Office of the Attorney General News Release Archive



lunes, 14 de mayo del 2001

EL PROGRAMA TEXAS EXILE SIGUE LA LUCHA CONTRA EL DELITO CON ARMAS DE FUEGO

Se propone programa semejante al nivel federal

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy dio a saber los resultados actualizados relativos al programa estatal para luchar contra criminales profesionales que cometen actos de violencia usando armas de fuego. Desde su inauguración en septiembre del 1999, el programa Texas Exile ha logrado en que sean emitidas 906 acusaciones formales, de las cuales 393 han resultado en determinaciones de culpabilidad contra los acusados. Asimismo, han sido decomisadas 850 armas de fuego. Y, en los casos correspondientes a este esfuerzo, los jueces han dictaminado sentencias que, como promedio, duran 70 meses.

Texas Exile es una iniciativa para el control de armas de fuego, y aplica leyes estatales y federales vigentes, con el fin de "exiliar" desde las comunidades a criminales que ilegalmente porten o usen armas de fuego. "Texas Exile le hace un hecho muy claro a personas con antecedentes penales por delitos mayores y narcotráfico: Si portan un arma en Texas, le harán frente a sentencias largas en una prisión federal", informó el Procurador General Cornyn. "Estamos protegiendo a las personas en Texas que sí respetan la ley, sin anteponernos contra el derecho que la gente honrada tiene a portar armas".

Han sido nombrados por la Procuraduría General 10 fiscales especiales, para que colaboren con entidades policiacas y del orden público al nivel local. Juntos, los funcionarios públicos determinan ante cuál corte se impondrá la máxima sentencia contra los que hayan violado la ley. Si un caso suministrado por Texas Exile se maneja mediante el sistema penal federal, el sentenciado no podrá recibir libertad probatoria temprana.

En Texas se manifiesta el mayor número de personas acusadas formalmente ante cortes federales, tras violaciones de leyes relativas a portar y usar de armas. En el año 2000 se presentaron 757 casos, cifra que corresponde a más del doble de las acusaciones formales libradas en 1999. Esta cantidad es mayor al número combinado de personas acusadas formalmente bajo cargos semejantes en los estados de Nueva York y California.

"El delito con arma implica una larga sentencia", dijo Cornyn. "Para mí, es muy grato que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos haya reconocido los beneficios de programas como el nuestro, y que quiera manejar este concepto a nivel nacional. Este tipo de estrategia usa las leyes que ya existen, para castigar a los culpables y al mismo tiempo proteger a personas que respetan la ley".

La subvención actual del programa Texas Exile es de 1.8 millones de dólares, aportados por la División de la Oficina del Gobernador para Asuntos de Justicia Penal. La cantidad sirve para manejar el programa por un plazo de dos años. Los fiscales que llevan a cabo los esfuerzos jurídicos bajo el programa, se encuentran radicados en las ciudades de Austin, Beaumont, Brownsville, Corpus Christi, El Paso, Fort Worth, Dallas, Houston, San Antonio y Tyler. El programa en el estado de Texas se basa en la iniciativa Project Exile, la cual se desarrolló hace cuatro años por funcionarios policiacos y fiscales en la ciudad de Richmond, Virginia. El programa Texas Exile es el primer esfuerzo exitoso que haya sido logrado a nivel estatal.

Para mayores informes sobre Texas Exile, llame gratuitamente al 1-800-252-8011 o acuda a las páginas Internet www.texasexile.com o www.oag.state.tx.us. Toda la información es disponible en español e inglés.

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top