Office of the Attorney General News Release Archive



miércoles, 27 de junio del 2001

CORNYN ANTEPONE DEMANDA PARA LUCHAR CONTRA FRAUDE DE LLAMADAS POR COBRAR DIRIGIDAS A CONSUMIDORES HISPANOS

Texas es el primer estado en aplicar la ley contra creciente estafa de llamadas por cobrar internacionales

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy demandó a Southwest Intelecom, Inc., entidad de telecomunicaciones basada en Austin que ha sido acusada por defraudar a miles de consumidores hispanos usando una compleja estrategia de llamadas por cobrar. El Procurador también viajó a las ciudades de San Antonio, Dallas y Houston para informar sobre la acción legal, y para reunirse personalmente con consumidores que han sido afectados.

"Hoy hemos llevado a cabo medidas firmes para ponerle frenos a esta estafa, la cual ha recabado cantidades desconocidas desde el consumidor hispano", dijo el Procurador General Cornyn. "En las próximas semanas, al acudir más consumidores ante nuestras oficinas, nos enteraremos de la verdadera magnitud de este engaño. Como mínimo, exigimos que sean reembolsadas todas las víctimas que han sido perjudicadas por esta estafa".

Según las quejas, familias con apellidos hispanos recibieron llamadas por cobrar de parte de personas que aseguraban ser lejanos parientes en México, quienes generalmente también decían que le estaban haciendo frente a alguna emergencia. También fueron usadas otras tácticas, con el fin de que los consumidores aceptaran las llamadas. Al ser aceptadas, a los consumidores se les cobraba 50 dólares por llamadas que a menudo duraban solamente segundos. Muchos consumidores recibieron múltiples llamadas.

"Las acciones legales de hoy forman parte de un esfuerzo firme por mi oficina para proteger a la comunidad hispana, y en lo particular a los hispanoparlantes", dijo el Procurador General. "Algunos consumidores que fueron el enfoque de esta estafa no dominaban el inglés. Sin embargo, atentamente les escuchamos, y estamos llevando a cabo las medidas necesarias".

Conforme otra acción legal relacionada, el Procurador Cornyn también entabló un Acuerdo de Cumplimiento Voluntario (Assurance of Voluntary Compliance, AVC) con la entidad Zero Plus One Dialing, Inc. (ZPDI), la compañía encargada de enviar facturas a los consumidores por las tarifas presentadas por Southwest Intelecom. ZPDI radica en San Antonio, y es filial de Billing Concepts Incorporated (BCI). Tanto Southwest Intelecom como ZPDI operan al nivel nacional. Texas es el primer estado en aplicar la ley contra las entidades debido a la estrategia de llamadas por cobrar.

Southwest Intelecom es la compañía que proporcionaba el servicio de larga distancia. Contrató a ZPDI como su agente de facturación, por lo que ZPDI entregaba facturas ante los consumidores, a nombre de Southwest Intelecom. Las facturas aparecen en las normales cuentas telefónicas del consumidor.

"Mediante el acuerdo ratificado hoy, ZPDI está llevando a cabo medidas positivas para asegurarse de que sus compañías clientes, tales como Southwest Intelecom, traten al consumidor en una manera justa. Asimismo, ZPDI efectuará reembolsos o eliminará deudas por las cantidades correspondientes, a favor de todo consumidor que presente quejas relacionadas a cobros indebidos presentados por ZPDI o Southwest Intelecom", dijo Cornyn.

La Procuraduría General ha recibido cientos de quejas presentadas por consumidores contra ZPDI y Southwest Intelecom. La Comisión de Servicios Públicos de Texas (Texas Public Utility Commission) y la Oficina de Eticas Empresariales (Better Business Bureau) respaldaron la investigación, al entregar un considerable número de quejas adicionales.

A pesar del hecho que Southwest Intelecom recibió cientos de quejas, generalmente le contestaba a los consumidores insatisfechos por medio de cartas engañosas. Según la demanda contra Southwest Intelecom, la

compañía normalmente le informaba a los consumidores que se habían quejado, que la entidad "investigó" el problema, y que era "técnicamente imposible que la llamada hubiera sido un error". Sin embargo, las

"investigaciones" manejadas por Southwest Intelecom simplemente correspondían en imprimir un archivo de la llamada, el cual era parte de la base de datos de la misma compañía. Los datos habían sido ingresados por los propios empleados de Southwest Intelecom.

Southwest Intelecom también trató de negar su responsabilidad en el asunto, al informarle al consumidor que la compañía simplemente era una entidad que ofrecía servicios de gerencia, y que no tenía nada que ver con procesar llamadas desde México. Sin embargo, las pruebas descubiertas por la Procuraduría General indicaron que Southwest Intelecom en realidad estaba pagando comisiones de hasta el 72 por ciento a agentes que había contratado en Texas, California, Arkansas y México, cuyo cargo era el de generar llamadas desde México hacia los Estados Unidos.

En 1999, ciertas operadoras que manejaban llamadas desde México a nombre de Southwest Intelecom, le informaron a la compañía que se estaba manifestando un alto índice de quejas relacionadas a tal tráfico telefónico.

La demanda contra Southwest Intelecom fue antepuesta según lo señalado por el Acta de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act), y a través de ella el Procurador General exige que la corte le prohíba a la compañía de continuar a entregar cuentas por llamadas de larga distancia, hasta que la empresa no establezca un confiable sistema de verificación, a través del cual pueda asegurarse de que las llamadas sean legítimas y debidamente aceptadas por el consumidor.

La demanda también exige que sean reembolsados los consumidores afectados, que se impongan multas de hasta 2,000 dólares por cada violación de Acta y que el Estado sea reembolsado por sus gastos legales y de investigación.

En el relacionado Acuerdo de Cumplimiento Voluntario ratificado con ZPDI el día de hoy, la compañía se conforma en establecer un plazo de 90 días, a partir de hoy, durante el cual reembolsará a todo consumidor que haya recibido una cuenta indebida por llamadas desde México.

Durante su gira de trabajo el día de hoy, el Procurador General Cornyn se reunió con el Señor Roland Menchaca, residente de San Antonio, cuyas hijas adolescentes fueron el enfoque de varias llamadas, las cuales las jóvenes recibieron en su línea privada. La familia Menchaca originalmente recibió una cuenta por una llamada por cobrar que jamás pudiera haber sido aceptada ya que, según el Señor Menchaca, sus hijas estaban de vacaciones cuando se hizo la supuesta llamada. Las hijas también recibieron una segunda llamada, en la cual alguien falsamente les dijo que era tío de ellas que les estaba llamando desde México.

En Dallas, el Procurador General Cornyn entrevistó a Juan y Alicia Vega, quienes recibieron cuentas por dos llamadas fraudulentas. En ambos casos fue el hijo de los Señores Vega quien contestó el teléfono. El joven tiene solamente cuatro años de edad. En ambos casos, quien llamaba le aseguraba al niño que era su tío, y trataba de mantener al niño en la línea. Al darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, el papá tomó el teléfono, pero a tal punto la persona que estaba llamando colgó la línea. La primera llamada, de un par de minutos de duración, costó 50 dólares. La segunda llamada le costó 74 dólares y 55 centavos a la familia Vega, y duró solamente 11 minutos.

En Houston, el Procurador General Cornyn se reunió con Fernando Murguía. El Sr. Murguía recibió una llamada de parte de una señora que decía ser María, hermana de él, que estaba llamando desde México. El Señor aceptó la llamada e inmediatamente se dio cuenta de que era una impostora. Le cobraron 50 dólares por la llamada, la cual duró dos minutos.

Todo consumidor que haya tenido problemas semejantes y que haya recibido alguna cuenta de parte de las compañías ZPDI y/o Southwest Intelecom, debería ponerse en contacto con la Procuraduría General (Office of the Attorney General) cuanto antes, llamando gratuitamente al 1-800-252-8011 para presentar quejas en las cuales pueden solicitar reembolsos. Las quejas también pueden presentarse por Internet, tanto en español como inglés, al www.oag.state.tx.us.

Los consumidores también deberían ponerse en contacto con la Procuraduría General si desean anteponer quejas relacionadas a actividades semejantes que estén siendo llevadas a cabo por diferentes compañías.

AVISO: Este boletín de prensa es acompañado por un ejemplar de las cuentas típicamente entregadas a consumidores por ZPDI a nombre de Southwest Intelecom. Para recibir versiones electrónicas en formato TIFF o JPG de este documento, favor de comunicarse con la sala de prensa del Procurador General al (512) 463-4501.

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top