Office of the Attorney General News Release Archive



jueves, 4 de octubre del 2001

CORNYN ANTEPONE DEMANDA CONTRA COMPAÑIA DE "RECUPERACION" DE PRODUCTOS COMESTIBLES

Se imponen restricciones en las operaciones de Town Talk Foods, basada en Fort Worth

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy entabló un acuerdo legal y una demanda, con el fin de resolver varias carencias y posibles riesgos a la salud pública, manifestados por las actividades de la empresa Town Talk Foods, Inc., y su presidente, Thomas E. Potthoff. La compañía se encuentra en el 121 N. Beach St. en Fort Worth, y cuenta con una licencia otorgada por el Departamento de Salud de Texas (Texas Department of Health) para desempeñar sus negocios como entidad que se dedica a recuperar y vender productos comestibles (tales como comida en latas abolladas).

El Departamento de Salud anteriormente emitió una orden de emergencia el 4 de septiembre, prohibiendo que Town Talk Foods operara por un plazo de 30 días. El dictamen emitido hoy por un tribunal reemplaza la orden original del Departamento de Salud. El Departamento de Salud llevó a cabo una inspección de las instalaciones de Town Talk Foods, tras recibir reportes que seis personas que fueron internadas en hospitales locales al manifestar síntomas severos de botulismo. Los pacientes habían comido carne molida enchilada que fue comprada en la bodega de Town Talk.

Potthoff y Town Talk Foods se han conformado en cumplir con condiciones que abarcan las alegadas violaciones del Acta de Alimentos, Fármacos y Cosméticos de Texas (Texas Food, Drug and Cosmetic Act) y el Acta de Recuperación de Alimentos, Fármacos, Aparatos y Cosméticos de Texas (Texas Food, Drug, Device, and Cosmetic Salvage Act). Entre las alegadas violaciones de la ley, figuran las siguientes: Almacenamiento y venta de comestibles y productos que deberían haber sido congelados o refrigerados, entre ellos carne congelada, en una bodega no refrigerada, lo que presentó la posibilidad de que los alimentos se contaminaran; el no mantener ciertos alimentos a temperaturas de 41 grados Fahrenheit o menos, ya que tales comestibles podrían fácilmente deteriorarse al encontrarse en temperaturas más elevadas; y el no etiquetar los comestibles que habían sido "recuperados" para ser vendidos.

Bajo el acuerdo ratificado con la entidad, la compañía se conforma en no almacenar y no vender comida que debería ser congelada o refrigerada, hasta que no haya establecido normas escritas para su manejo, y hasta que tales normas no hayan sido revisadas y aprobadas por el Departamento de Salud de Texas. Al operar bajo estas restricciones temporales, a Town Talk Foods le queda prohibido hacer lo siguiente:

  • Mantener o almacenar comestibles potencialmente peligrosos en temperaturas mayores a 41 grados Fahrenheit;
  • Tratar de vender productos que sean dañados a punto tal que no sean "recuperables";
  • Tratar de vender mercancía recuperada, la cual no cuente con etiquetas debidas; y
  • No contar con documentación sobre mercancía dañada y recuperada para ser vendida, en la cual también se indique una descripción general de la mercancía, el origen de tal alimento, y la fecha en que se recibió en la bodega;

La demanda fue antepuesta en la Corte de Distrito Estatal por el Condado de Tarrant, a petición del Comisionado de Salud de Texas.

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top