Office of the Attorney General News Release Archive



jueves, 11 de octubre del 2001

CORNYN Y EL ABOGADO CIVIL DEL CONDADO DE HARRIS ANTEPONEN DEMANDAS CONTRA CUATRO EMPRESAS LOCALES POR AUMENTO ILEGAL DE PRECIOS

Son acusados los negocios por haberse aprovechado del público después de la tormenta tropical Allison

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, y el Abogado Civil por el Condado de Harris, Mike Stafford, hoy demandaron a cuatro empresas basadas en Houston por supuestamente haber ilegalmente cobrado precios excesivos. Los negocios-dos de ellos siendo servicios para la limpieza de alfombras; compañía de grúa; y un taller mecánico-han sido acusados por violar el Acta Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Deceptive Trade Practices Act, DTPA) después de la tormenta tropical Allison.

Entre los demandados se encontraban Kenneth y Maria Boersma, quienes manejan sus negocios bajo los nombres Clean Pro Systems, Kleenpro Systems Corp., Kleenpro Systems, Inc. y First Choice Restoration. Se alega que los Boersma enviaron facturas a compañías de seguros y directamente a consumidores por servicios por los cuales cobraron cantidades excesivas o que ni siquiera fueron llevados a cabo. Diecisiete de los clientes de dicha entidad recibieron facturas entre 6,686 y 17,800 dólares. En ciertos casos, el personal que se encargó de la limpieza de alfombras fue enviado a Houston desde las ciudades de Miami y Dallas, para que proporcionaran estos servicios inmediatamente después de las recientes inundaciones devastadoras.

En una segunda demanda ha sido acusado Atef Mostafa, dueño de las entidades Rambo's Wrecker Service y Lone Star Wrecker Service. Se alega que el acusado indicó un precio a sus clientes para el remolque de autos, pero exigió cantidades adicionales al trasladar los vehículos, los cuales a tal punto él poseía. La tercera acción legal es contra la empresa Mudae Corporation y su titular, Ran Saar, acusados por cobrar precios exorbitantes para limpiar o remover alfombras dañadas, y, en ciertos casos, por no llevar a cabo el trabajo por el cual fue pagado. Mudae se rehusó a cooperar con los investigadores. Los señores Larry Miller y Robert L. Priestley, quienes desempeñan sus negocios bajo el nombre Mobile Mechanic, han sido el enfoque de una cuarta demanda, en la cual se les acusa de no llevar a cabo reparaciones mecánicas que fueron pagadas por sus clientes.

"Es de lo más repugnante que estos negocios intencionalmente se hayan aprovechado de la gente que ya había sufrido bastante después de esta devastadora tormenta", dijo el Procurador General Cornyn. "Vamos a castigar estos negocios por su conducta. En aquel entonces, fueron emitidas varias advertencias para prevenir el alza ilegal de precios, y esta gente inconsciente no le hizo caso a los avisos".

El Lic. Stafford afirmó los pareceres del Procurador General, agregando, "Durante ese plazo le informamos a las personas que estaban operando sus negocios afuera de la ley que, si continuaban aprovechándose del consumidor tras los acontecimientos del desastre, tal conducta no quedaría impune. Y esto es exactamente lo que estamos haciendo el día de hoy-estamos aplicando la ley".

Al ser declarada alguna zona como área de desastre, el Acta Contra Prácticas Empresariales Engañosas le permite a la Procuraduría General llevar a cabo medidas legales contra la gente que cobre precios exorbitantes por productos y servicios de alta necesidad. Poco después de que la tormenta tropical Allison azotara a Houston, el Presidente George W. Bush y el Gobernador Rick Perry denominaron el sureste de Texas como área de desastre. Si se determina la culpabilidad de los acusados, podrían verse obligados a pagar multas que varían entre 10,000 y 100,000 dólares por cada violación de la ley.

"Al darle la espalda a la ley, estas personas deshonradas se convirtieron en el enfoque de nuestros esfuerzos, y tendrán que pagar cantidades considerables por su conducta", agregó Cornyn. "El Lic. Stafford y yo tenemos toda la intención de hacer ejemplos de estas empresas, de manera tal que demás compañías piensen dos veces antes de tratar de estafar al consumidor en Texas".

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top