Office of the Attorney General News Release Archive


lunes, 8 de octubre del 2001

CORNYN INFORMA QUE HA SIDO LOGRADO ACUERDO QUE CONCLUYE LA DEMANDA MULTIESTATAL CONTRA BRIDGESTONE/FIRESTONE

Texas y demás estados compartirán 51.5 millones de dólares

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, junto a los procuradores generales de 52 otras jurisdicciones de Estados Unidos y sus territorios, hoy demandaron al fabricante de llantas Bridgestone/Firestone, Inc., tras acusaciones de haber desempeñado tácticas engañosas en cuanto a la publicidad, venta y retiro de llantas que, según los estados, son defectuosas y peligrosas.

Asimismo, para resolver el caso, los estados simultáneamente interpusieron un acuerdo legal por 51.5 millones de dólares con la empresa. A Texas le corresponderán más de 1.2 millones de tal cantidad. Bridgestone/Firestone ha negado el haberse desempeñado indebidamente.

Bajo el mutuo acuerdo se resuelven varios alegatos estatales relativos a la venta y promoción de ciertos tipos de llantas Bridgestone/Firestone que tenían altos indices de separación, al igual que acusaciones sobre declaraciones falsas que fueron hechas por la empresa durante el plazo anterior en que estaba reemplazando las llantas defectuosas.

"Me complace que Bridgestone/Firestone se haya conformado en resolver este asunto que tenía pendiente con los estados", dijo el Procurador Cornyn. "El acuerdo ratificado hoy le brindará mayores protecciones a los consumidores de Texas que compren llantas de marca Bridgestone/Firestone de aquí en adelante".

Las llantas bajo cuestión eran parte de tres programas para reemplazar llantas, los cuales fueron anunciados por Bridgestone/Firestone en septiembre del 2000 y octubre del 2001. Aunque los parámetros y términos del retiro de llantas defectuosas desde el mercado son gobernados por normas federales, a través de la Administración Federal de Seguridad de Carreteras (Federal Highway Safety Administration), a los estados principalmente les causó inquietud las aserciones hechas por la compañía ante los consumidores, en las cuales señalaba la manera en que las llantas podían ser usadas con seguridad, y la forma en que la empresa cumplía con sus garantías y las promesas que hizo en lo relativo al retiro de llantas potencialmente peligrosas.

Bajo el acuerdo, 26.5 millones de dólares serán distribuidos de manera igual entre los 50 estados, el Distrito de Columbia, Puerto Rico y las Islas Virginias. Bridgestone/Firestone pagará alrededor de 10 millones de dólares en reembolsos para consumidores a quienes indebidamente se les negó compensación bajo programas anteriores. Estas cantidades son adicionales a los casi 450 millones de dólares que hasta la fecha han sido pagados por la compañía para reemplazar llantas en estas jurisdicciones.

La acción legal llevada a cabo hoy no previene que personas individuales demanden a la compañía como resultado de lesiones que atribuyan a las llantas defectuosas.

Aproximadamente 10 millones de dólares serán aplicados como reembolso por los gastos legales y de investigación incurridos por los estados. Cinco millones de dólares adicionales serán usados para llevar a cabo una campaña de información social en español, la cual será manejada por los procuradores generales.

Asimismo, Bridgestone/Firestone reconsiderarán las peticiones que han sido presentadas por consumidores que han pedido ser reembolsados, y efectuará reembolsos a favor de consumidores texanos cuyos reclamos hayan previamente sido determinados como elegibles. La compañía le enviará información por correo a aquellos consumidores cuyos reclamos anteriores fueron negados, y en tales avisos se proporcionarán los detalles sobre el programa de reembolso.

Bajo el acuerdo, a Bridgestone/Firestone también se le prohíbe hacer declaraciones falsas o engañosas sobre la calidad o el uso adecuado de cualquier llanta o sobre cualquier garantía o programa de retiro de llantas defectuosas. La compañía también debe contar con información científicamente confiable que respalde toda aserción específica sobre la seguridad, calidad, o durabilidad de sus llantas.

Asimismo, bajo el acuerdo, Bridgestone/Firestone le dará a toda persona que compre sus llantas, información detallada sobre la seguridad del producto. Entre tales datos figuran la manera debida para mantener las llantas, su capacidad de peso, presión del aire, forma debida en que deben repararse e información sobre la garantía. La compañía también se ha conformado en manejar las quejas presentadas por consumidores en una manera honrada, ética y puntual.

- 30 -


Go to Top