Office of the Attorney General News Release Archive



martes, 11 de diciembre del 2001

EL PROCURADOR GENERAL JOHN CORNYN AGILIZA LA PROTECCION DE LOS INTERESES DEL ESTADO COMO RESULTADO DE LA BANCARROTA DE ENRON

- Hoy ante la corte se presentó solicitud para trasladar el caso desde Nueva York a Houston
- El Procurador entrega ante la corte lista de dependencias estatales que deberían ser consideradas como acreedores de Enron

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy añadió al Estado de Texas a la lista de entidades que están solicitando ante un tribunal federal de transferir desde Nueva York a Houston el caso de bancarrota de la compañía Enron. La entidad, empresa que se dedicaba a la venta de energía, formalmente entabló su declaración de bancarrota en Houston el 2 de diciembre del año en curso.

"Los intereses de los contribuyentes de impuestos de Texas son mejor protegidos si el manejo del caso se lleva a cabo en Texas-estado en que radican los deudores", señaló el Procurador Cornyn al presentar argumentos legales para solicitar que los procedimientos judiciales sean transferidos. "Hay múltiples dependencias del gobierno estatal que cuentan con reclamos o intereses vinculados a los casos de bancarrota de Enron".

Este último viernes, el Estado de Texas presentó una petición legal ante la corte federal a cargo del caso, la cual señala que hay un mínimo de cuatro dependencias del gobierno estatal que cuentan con reclamos financieros contra Enron: La Contraloría; la Oficina General de Terrenos; la Comisión Laboral de Texas; y la Comisión para la Conservación de Recursos Naturales de Texas. Posiblemente serán agregadas otras agencias del gobierno estatal a tal lista.

Las dos acciones legales son el resultado de los esfuerzos que actualmente están siendo llevados a cabo por el "Grupo de Trabajo del Caso Enron", el cual es integrado por funcionarios de varias agencias del estado. Al grupo le corresponde identificar cuáles medidas legales serán necesarias para proteger los intereses del Estado de Texas a raíz del colapse financiero de Enron.

La Procuraduría General ya ha identificado un reclamo por 1.2 millones de dólares como resultado de un acuerdo de gas natural celebrado en noviembre del año en curso por Enron North America Corporation y la Oficina General de Terrenos. Asimismo, la Procuraduría General ha indicado que 75 empleados de Enron o de sus filiales son padres divorciados o separados sin custodia de sus niños, por lo que las cantidades correspondientes a sus pagos de manutención de niños son descontados por la compañía desde los salarios de tales empleados, para así distribuirlos a los padres con custodia de los menores. Hay datos adicionales en la petición presentada hoy para cambiar la corte en que se manejará el caso.

El Subprocurador General Jeff Boyd está dirigiendo las acciones legales de la Procuraduría General, las cuales son integradas por los directores de varias divisiones de la dependencia, entre ellas las de Litigios Financieros; Bancarrota y Recaudo; Impuestos; Transportes; Recursos Naturales; Asesoramiento General; Protección al Consumidor; y la Subprocuraduría de Argumentos Ante la Suprema Corte.

"Mi grupo de asesores está cumplimentando una investigación a fondo de cada alternativa legal que podría ser abordada por el Estado de Texas. Seguiremos a colaborar con cada órgano del gobierno estatal que sea cliente nuestro, con el fin de determinar si Enron debe impuestos o alguna otra obligación al Estado de Texas. Cualquier acción por el Estado se llevará a cabo dentro del plazo de 180 días establecido por la ley federal de bancarrota", señaló el Procurador General Cornyn.

"Mi meta es la de examinar a fondo e identificar toda norma estatal y federal que sea aplicable en este asunto. Conjuntamente habrá un análisis de las demandas que fueron antepuestas como resultado de la declaración formal de bancarrota de Enron presentada el 2 de diciembre".

Los asesores legales dentro de la Procuraduría General le han dado inicio a intercambios con el personal de otras agencias estatales, con el fin de identificar cualquier reclamo legal contra Enron. Entre tales reclamos, podrían figurar las inversiones por el Estado, impuestos, contratos, acciones legales para el cumplimiento con normas de medio ambiente y obligaciones financieras en casos de pagos para la manutención de niños.

Antes de que Enron se declarara en bancarrota el 2 de diciembre, el Subprocurador Boyd y otros funcionarios se reunieron con los asesores legales que representan a los accionistas de Enron, para así considerar el papel que debería ser desempeñado por el Sistema de Jubilación de Empleados Estatales, el Sistema de Jubilación de Maestros y el Fondo de Escuelas Públicas al ser presentadas demandas relacionadas por los accionistas.

"Todavía no sabemos la respuesta a varias preguntas relacionadas a la forma en que la caída financiera de Enron afectará al Estado de Texas. Tengo la intención de hacer todo los posible dentro del marco de esta oficina para asegurar que sea estudiada y debidamente ejecutada cada alternativa legal", dijo el Procurador General Cornyn.

"Llevaremos a cabo pasos conjuntos y coordinados, sin duplicar esfuerzos paralelos que, al ser desempeñados por dos diferentes agencias, serían un desgaste de fondos del Estado".

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top