Office of the Attorney General News Release Archive


HOME  |   LINKS  |   SITE INDEX   |   SEARCH    |   ESPAÑOL

martes, 11 de diciembre del 2001

CORNYN LE DA FIN A ACTIVIDADES ENGAÑOSAS RELACIONADAS A LAS RECIENTES INUNDACIONES EN HOUSTON

Se emite orden legal para ponerle alto a la venta de aparatos médicos vendidos por la empresa Enviro Solutions

AUSTIN - El Procurador General de Texas, John Cornyn, hoy logró que fuera emitida por una corte estatal en el Condado de Harris, una orden temporal para darle alto a la venta de aparatos médicos que posiblemente fueron dañados durante las inundaciones que ocurrieron como resultado de la tormenta tropical Allison en Houston en junio del año en curso.

En la acción legal ha sido nombrado Wayne Daugherty, quien desempeña sus negocios bajo el nombre Enviro Solutions, ubicado en el 6621 Liberty Road en Houston. La orden exige que Daugherty le dé fin a la compra, venta, o reconfiguración de los aparatos médicos bajo cuestión, a menos de que obtenga la licencia necesaria. Entre los artículos se incluyen instrumentos o piezas para la diagnosis, tratamiento, cura, o prevención de ciertos padecimientos, tales como aparatos para facilitar la respiración, concentradores de oxígeno, sillas de ruedas o aparatos semejantes, instrumentos de láser, válvulas y medidores, y varios aparatos más.

La demanda presentada por Cornyn específicamente indica que varios de estos aparatos podrían haber sido dañados durante las inundaciones, no fueron correctamente etiquetados y han sido sujetos a condiciones ambientales anormales que podrían perjudicar a los pacientes que los usen.

"Como si la tormenta Allison en sí no hubiera causado tanto sufrimiento en Houston, ahora nos estamos dando cuenta de que por lo menos una compañía se dedicó a la compraventa de productos médicos defectuosos, con el potencial de lastimar físicamente a quienes los usan", dijo el Procurador General Cornyn. "El tratar de aprovecharse de una catástrofe para enriquecerse mientras uno pone en peligro a la gente que depende de estos instrumentos es algo que no va a ser tolerado por mi oficina o por la comunidad médica".

A mediados de octubre, algunos investigadores del Departamento de Salud de Texas confiscaron varios aparatos médicos que le pertenecían a Daugherty, tras descubrir que el acusado todavía no contaba con la licencia debida para la venta de los mismos. Al manejar la investigación, se descubrió que la compañía de Daugherty compró 400 aparatos médicos, a través del Hospital de la Administración de Veteranos, los cuales habían sido dañados por las inundaciones. Los expedientes del hospital indican que los funcionarios de la entidad tenían la intención de destruir aquellos aparatos dañados por agua o fango.

Daugherty se encuentra sujeto a un juicio por violar el Acta Contra Prácticas Empresariales Engañosas y también el Código de Salud. Bajo la segunda norma, el acusado podría hacerle frente a multas de hasta 25,000 dólares por cada día en que violó la ley.

En octubre, el Procurador General demandó ciertas compañías de grúa y empresas dedicadas a la limpieza de alfombras en el área de Houston, tras alegatos que éstas habían escalado sus precios ilegalmente después de las tormentas. Tales casos siguen pendientes.

- 30 -


Enlace para los medios de comunicación en español: Paco Felici al (512) 463-4501, espanol@texasattorneygeneral.gov
Go to Top