10/13/10

Printer Friendly

La Corte del Quinto Circuito confirma el juramento a la bandera de Texas

AUSTIN - La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos dictó hoy que el Juramento a la Bandera de Texas es constitucional. El dictamen de la corte federal desestimó una apelación presentada por una pareja de Dallas, que sin éxito argumentaron que el juramento estatal infringía la Clausula de Establecimiento del Primer Mandamiento.

"Hoy una corte federal de apelaciones desestimó el desafio al juramento a la bandera de Texas y dictó que es constitucional que el Estado reconozca la fe religiosa", dijo el Procurador General de Texas Greg Abbott. "Este dictamen marca no solo la segunda victoria consecutiva del juramento del estado, sino también una victoria para los derechos y libertades que son constitucionalmente protegidos de todo Texano".
Enlaces para los medios de comunicación
Dictamen de la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos


Las palabras "bajo Dios" fueron añadidas al juramento a la bandera de Texas en 2007. En ese año, los demandantes antepusieron una demanda desafiando la constitucionalidad de esa frase y solicitaron una orden judicial prohibiendo que sea usada. En la corte de distrito, el Estado exitosamente sostuvo que recitar el juramento de Texas es un ejercicio patriótico, y que es protegido por el derecho constitucionalmente garantizado a la libertad religiosa. El juez federal de distrito emitió su decisión desestimando el desafío de los demandantes en 2009, estos apelaron la decisión adversa al Quinto Circuito.

La decisión tomada hoy por el Quinto Circuito, confirma la determinación de la corte menor, afirmando que el juramento a la bandera de Texas "...es un ejercicio patriótico que no es disminuido por el reconocimiento que se le presta al patrimonio religioso de Texas al incluir la frase 'bajo Dios'".

La corte de apelaciones también desestimó el argumento de los demandados de que el Juramento de Texas apoya una creencia religiosa en particular. Más bien, el dictamen manifestó que: "Un juramento puede constitucionalmente reconocer, y hasta valorar, la existencia de una creencia religiosa sin favorecer indebidamente tal valor o creencia, sin promover el creer sobre el no creer y sin obligar la participación en una práctica religiosa. El juramento de Texas pertenece a tal clase y por consecuencia sobrevive este desafío".

El Juramento a la Bandera de Texas es: “Honrar la bandera de Texas; juro lealtad a ti, Texas, un estado bajo Dios, uno e indivisible”.
Revised: