04/19/13

Printer Friendly

El Procurador General Abbott Asegura la Congelación de Activos de Firma de “Administración de Deudas” en Dallas

DALLAS – El Procurador General de Texas Greg Abbott acusó a una firma de administración de deudas con base en Dallas de estafar a sus clientes. La acción legal del Estado solicitó hoy la congelación de activos y la orden de restricción temporal en contra de Shane V. Garner y Credit Alliance Group (CAG), que opera comercialmente como Credit Services Today.

Según investigadores del estado, los acusados promocionaban sus servicios por medio de una página Internet que ahora está fuera de servicio y correos electrónicos directamente a los clientes. Utilizando informes comprados sobre personas con problemas de deudas, CAG contactaba a los posibles clientes afirmando que podrían eliminar entre el 20 y 60 por ciento de sus saldos pendientes en un lapso de tres años. CAG prometía a sus clientes que no deberían pagar “ni un centavo” a la firma si no cumplía con sus servicios. Sin embargo, la investigación estatal reveló que los clientes tenían que pagar honorarios por adelantado, muchas veces de hasta un 35 por ciento de la deuda que tenían y que CAG no cumplió con sus servicios.
Enlaces para los Medios de Comunicación
Acción legal del Procurador General contra Credit Alliance Group
Orden de restricción temporal emitida contra Credit Alliance Group

Según documentos legales presentados por el Estado, CAG prometió a sus clientes que pagos a la firma serían depositados en cuentas separadas bajo control del cliente y administradas por la firma. Sin embargo, investigadores Estatales descubrieron que estas promesas no fueron cumplidas y CAG depositó y mezcló fondos de los clientes con su propia cuenta operativa. Como resultado, los clientes no tenían control sobre su propio dinero. Además, Garner, nombrado en la demanda, usó fondos de clientes para pagar sus cuentas personales.

Los clientes de CAG afectados eventualmente descubrieron que no podían recibir rembolso de cuotas pagadas por adelantado, ni de fondos acumulados que el demandado prometió mantener en fideicomiso para ayudar administrar y resolver sus deudas. La Procuraduría General examinó 52 cuentas de clientes de CAG, de un total de aproximadamente 800 cuentas. Esto reveló que CAG debe a estos 52 clientes más de 180 mil dólares tan solo en fondos depositados.

La Procuraduría General presenta esta acción bajo la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Depective Trade Practices Act). El demandado también no cumplió con registrarse como una entidad de servicios de manejo de deudas con la Oficina del Comisionado de Crédito al Consumidor (Office of Consumer Credit Commissioner), una violación del Código de Finanzas de Texas (Texas Finance Code).
Revised: