07/11/13

Printer Friendly

Proveedor de Servicios Adicionales para Celulares es Demandado en Caso de “Cramming” por Añadir Cuotas No Autorizadas a Facturas de Celulares

AUSTIN - La Procuraduría General de Texas presentó una acción legal contra un proveedor de mensajes de textos, con sede en otro estado, por infringir las leyes de Texas de protección al consumidor.

La acción de hoy nombra a los propietarios de Cellzum.com, LLC, Harvey Berg y Hunter Lipton, junto con varias otras empresas demandadas, por engañar a dueños de teléfonos celulares en Texas al inscribirlos sin su conocimiento para servicios extras de mensajes breves (SMS) añadiendo una cuota mensual de 10 dólares a sus facturas celulares.
Enlace para los Medios de Comunicación
Acción Legal de la Procuraduría General contra Cellzum.com, LLC

Típicamente, los proveedores de servicios adicionales de mensajes breves (SMS) usan anuncios promocionales para informar a los usuarios de celulares cómo pedir los servicios extras de mensajes breves. Bajo las prácticas empresariales de la industria, los proveedores de servicios adicionales le piden a los usuarios de celulares que usen un proceso de dos partes que incluye divulgaciones claras para darles una "doble opción de participar" y estar de acuerdo con recibir una factura por mensajes breves. Los clientes son facturados por el servicio directamente en sus cuentas de celulares.

Sin embargo, según la acción legal del Estado, los demandados usaron una práctica engañosa de acumulación de sobrecargos en facturas celulares, conocida como “cramming” para añadir cobros no autorizados a las facturas de clientes. Los investigadores del Estado encontraron que los demandados lograron acceso a miles de líneas telefónicas de números gratuitos, Muchos de los números son similares a las líneas gratuitas de empresas legítimas que usan para funciones como servicio al cliente. Los demandados dejaban engañosos mensajes interactivos grabados en estas líneas con instrucciones para clientes que muchas veces se habían equivocado al marcar un número de teléfono y los dirigían a que opriman un botón para recibir un mensaje de texto con más información. Los demandados trataban esta acción como autorización de los clientes para empezar a cobrar por servicios extras de mensajes breves.

El Estado sostiene que los demandados han infringido la Ley de Texas de Prácticas Empresariales Engañosas al no divulgar claramente el costo y la naturaleza recurrente de los servicios extras de mensajes breves. El Estado busca una orden de restricción y sanciones civiles al igual que restitución para clientes afectados.
Revised: