10/14/13

Printer Friendly

Doctor de Corpus Christi Acusado Formalmente por Fraude Médico de $1.4 Millones

Este boletín fue emitido por el Fiscal Federal del Distrito Sur en Texas:

CORPUS CHRISTI – Un doctor de la región de Corpus Christi ha recibido 14 cargos en una acusación formal por defraudar a los programas Medicare y Medicaid a través de facturas fraudulentas, según el Procurador General de Texas Greg Abbott, el Fiscal Federal Kenneth Magidson, el FBI y la Oficina del Inspector General de Servicios Humanos y de Salud.

El Dr. Roque Joel Ramirez, de 48 años, residente de Robstown y dueño de Health Resolutions, Inc., ha recibido cargos por enviar facturas falsas y fraudulentas a los programas Medicare y Medicaid. La acusación formal contra el Dr. Ramirez fue emitida por un gran jurado del Condado Nueces el 9 de octubre. La acusación formal incluye nueve cargos por fraude médico, tres cargos por fraude de correo postal y dos cargos por robo de identidad agravado. Ramirez se entregó ante agentes del FBI e sus oficinas locales el 11 de octubre.

La acusación formal alega que el Dr. Ramirez, quien ha sido un médico en Texas con licencia desde 1997, se involucró en un engaño para defraudar a Medicare y Medicaid con facturas fraudulentas por servicios médicos que él no había proveído. La acusación formal alega que desde mayo del 2008, y continuamente hasta diciembre del 2011, el Dr. Ramirez presentó aproximadamente 4,970 cobros falsos y fraudulentos ante Medicare y Medicaid por una suma total de más de 1.4 millones de dólares. La acusación formal alega que el Dr. Ramirez cobró por servicios médicos que él afirmó haber proveído personalmente a pacientes que habían muerto antes de las fechas en que fueron dados los servicios, y que él también cobró por servicios médicos que él afirmó haber proveído personalmente a pacientes en Texas en días cuando él se encontraba en el extranjero o en otro estado. La acusación formal alega que el Dr. Ramirez cobró por servicios médicos que hubieran requerido que él trabajará más de 24 horas durante un solo día. Los cargos de robo de identidad agravado acusan al Dr. Ramirez de usar los números de identificación de Medicare de ex pacientes para cobrar por servicios médicos que afirmó haber proporcionado personalmente a dichos pacientes después de que habían muerto.

Cada uno de los nueve cargos de fraude médico conlleva un castigo máximo de 10 años en prisión federal sin posibilidad de libertad condicional y una multa de 250,000 dólares al ser declarado culpable. Cada uno de los tres cargos de fraude de correo postal conlleva un castigo máximo de 20 años en prisión federal sin posibilidad de libertad condicional y una multa de 250,000 dólares al ser declarado culpable. Los dos cargos de robo de identidad agravado conllevan una sanción obligatoria de dos años adicionales en prisión que deben ser cumplidos consecutivamente a cualquier sentencia de prisión impuesta por una condena bajo cualquiera de los otros delitos de los que ha sido acusado.

La investigación de la que se desprenden los cargos fue realizada por la Oficina Federal de Investigación (FBI), la Oficina del Inspector General del Departamento de Servicios Humanos y de Salud y la Unidad para el Control del Fraude a Medicaid de la Procuraduría General de Texas. Estas agencias son colaboradoras en el Grupo Especial Contra el Fraude Médico del Coastal Bend. El Subfiscal Federal Robert Thorpe y el Subfiscal Especial Federal Rex Beasley están manejando el caso.
Revised: