THE ATTORNEY GENERAL OF TEXAS
Ken Paxton

Thursday, June 30, 2005

El Procurador General Abbott demanda empresa farmacutica Merck por minimizar los riesgos de Vioxx

AUSTIN El Procurador General Greg Abbott hoy demand a una de las ms grandes empresas de farmacologa en la nacin por no dar a saber claramente los posibles riesgos del analgsico Vioxx. La empresa falsamente proclamaba la seguridad del frmaco, aunque saba que ste aumentaba el riesgo de ataques cardacos y trastornos cardiovasculares. No obstante estos potenciales problemas contra las salud de quien lo consuma, la compaa labor para que Vioxx formara parte de la lista de los medicamentos aprobados del programa estatal Medicaid.

El Procurador General Abbott alega que Merck & Co. de Nueva Jersey promocion agresivamente el frmaco a la comunidad mdica y, al hacerlo, conscientemente distorsion sus propios estudios y las inquietudes manifestadas por ciertos mdicos que sugeran que el medicamento quizs incrementara el riesgo de dificultades cardiacas. El programa Medicaid de Texas le reembols a los farmacuticos 56 millones de dlares por las recetas de Vioxx que le surtieron durante 5 aos a los pacientes que eran beneficiarios del programa. El Procurador General est invocando una provisin en las leyes estatales que permiten que esa cantidad automticamente se triplique a 168 millones de dlares, cantidad que Merck tendra que pagar a Texas por actos de fraude.

Enlace para los medios de comunicacin
Demanda Contra Vioxx


Este es un claro ejemplo de la avaricia de una empresa que caus que sta le diera la espalda a su deber de asegurar el producto, dijo el Procurador General Abbott. Las empresas farmacuticas tienen la responsabilidad tica, legal y profesional de realizar estudios clnicos minuciosos para comprobar la seguridad y efectividad de los frmacos al ser consumidos por seres humanos. Sin embargo en este caso, Merck tom medidas extremas para obtener la aprobacin de este medicamento para su uso extenso, incluyendo a pacientes de Medicaid, sin el respeto apropiado de la ciencia y las preocupaciones de sus colegas.

Merck, quien comenz a promocionar Vioxx en 1999 despus de realizar ensayos clnicos cortos, finalmente acept las preocupaciones de salud y voluntariamente retir el producto en septiembre de 2004.

La demanda del Procurador General alega que la costosa campaa de promocin de Merck tena como propsito convencer a los consumidores no slo de que el frmaco era seguro, sino tambin de que deban exigrselo a los profesionales de la salud para aliviar el dolor. Tambin se alega que la empresa trat de intimidar o amenazar a mdicos e investigadores que cuestionaron la seguridad de Vioxx. La empresa hasta falsific rutinariamente o ocult evidencia publicada, incluyendo su propia evidencia, que mostraba los posibles efectos dainos del frmaco.

El programa de Medicaid le reembols a los farmacuticos por las recetas de Vioxx a un costo de aproximadamente 1.94 dlares por pastilla de 25 miligramos, la dosis prescrita ms comnmente. Los farmacuticos llenaron ms de 700,000 recetas bajo el programa Medicaid durante esos aos, lo que corresponde a unas 29 millones de pastillas.

El Procurador General alega que si la verdad sobre Vioxx se hubiera sabido antes, los pacientes de Medicaid probablemente hubieran escogido otros agentes sin esteroides, anti-inflamatorios como el genrico naproxen, que cuesta aproximadamente 0.33 centavos al da por dosis equivalente a la dosis de Vioxx.

Segn la demanda, el hecho que la empresa seguidamente no revelara los efectos adversos de Vioxx, mientras que al mismo tiempo ofreca el medicamento al programa Medicaid como un analgsico seguro, es una clara violacin a la Ley de Texas de Prevencin contra el Fraude al Medicaid (Texas Medicaid Fraud Prevention Act). El Procurador General pide que se reembolse al estado de Texas, ms intereses, por todos los pagos efectuados por Medicaid a la empresa por recetas de Vioxx, al igual que penas civiles de hasta 10,000 dlares por violacin de esta ley.

El Procurador General continua en sus esfuerzos por tomar medidas fuertes contra las empresas que han defraudado al programa Medicaid de Texas y a los contribuyentes. A diferencia del caso de Vioxx, muchas de estas demandas frecuentemente dependen de informacin proveniente de la misma empresa o de un denunciante.

En mayo de 2004 las importantes empresas farmacuticas Schering-Plough y Warrick Pharmaceuticals llegaron a un acuerdo en una demanda de denunciante que dur mucho aos en litigio y le reembols al programa de Texas 27 millones de dlares, mientras que Dey Inc. lleg a un acuerdo en su caso y reembols 18.5 millones de dlares en junio de 2003. En un caso ms reciente, ResCare Inc. lleg a un acuerdo en su caso de denunciante que involucr a una de sus subsidiaras en Fort Worth, The Citadel Group Inc., por 2.15 millones de dlares.

El Procurador General Abbott tambin se ha unido a esfuerzos multi-estatales y federales en el pasado para recuperar millones de dlares para el estado de Texas.