Friday, September 2, 2005

Printer Friendly

Abbott elogia la declaración de estado de emergencia del Gobernador que permite más firme aplicación de las leyes contra el aumento ilegal de precios

AUSTIN – El Procurador General Greg Abbott hoy recibió con agradecimiento la declaración del Gobernador Rick Perry la cual oficialmente establece un estado de emergencia y se comprometió a perseguir agresivamente a las empresas que traten de cobrarle a los consumidores precios excesivos después del Huracán Katrina.

La declaración del Gobernador permite sanciones más severas bajo la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act), incluyendo protecciones contra el aumento ilegal de precios. Las elevadas sanciones contra aquellos que violan las leyes protegen a los consumidores contra quienes les cobran precios exorbitantes por gasolina, alimentos, alojamiento, medicamentos, trabajo de reparaciones u otras necesidades durante y después de que un área ha sido oficialmente declarada como zona de desastre.

"La gran mayoría de las empresas de Texas siguen al pie de la letra la ley, pero los consumidores también deben saber que los desastres son una muy buena oportunidad para que las empresas sin escrúpulos aumenten los precios o cometan fraude", dijo el Procurador General Abbott. "Aplaudo la firme acción tomada por el Gobernador y mi oficina agresivamente entregará ante la justicia a cualquiera que viole la ley explotando a las víctimas tras este desastre".

Desde que el huracán toco tierra el lunes, el Procurador General ha recibido muchas quejas de los consumidores por prácticas tales como altos precios en los hoteles y notablemente altos precios en la gasolina. Equipos conformados por personal de la Procuraduría General han estado visitando ciudades en el Este de Texas esta semana para investigar lo que se sospecha son prácticas empresariales indebidas o engañosas, y para repartir folletos informativos sobre los derechos de los consumidores y cómo presentar una queja.

Las personas que crean que han sido víctimas pueden presentar una queja ante la Procuraduría General llamando gratuitamente al 800-252-8011 o visitando la página Internet de la agencia en www.texasattorneygeneral.gov y haciendo clic en la sección "Protección al Consumidor". La información está disponible tanto en español como en inglés.

La Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas le prohíbe a las empresas falsamente anunciar tarifas, precios o servicios en todo momento, pero las multas y la autoridad de la Procuraduría General para tomar acción en un caso de estos incrementan durante una declaración de desastre.