Thursday, November 2, 2006

Printer Friendly

El Procurador General Abbott exige más de 10 millones de dólares en reembolsos de parte de empresa aseguradora de crédito

AUSTIN – El Procurador General de Texas Greg Abbott presentó una acción legal en contra de una empresa aseguradora en la cual solicita 10 millones de dólares en reembolsos para consumidores en Texas que compraron "seguro de crédito" (credit insurance) al financiar sus vehículos. Las pólizas fueron emitidas para proteger al propietario del vehículo durante el plazo de financiamiento.

Las pólizas en cuestión fueron suscritas por Service Life & Casualty Insurance Co., una empresa aseguradora con sede en Austin, y se les dio fin antes de su plazo establecido. Sin embargo, los correspondientes consumidores no recibieron un reembolso de las primas que ya habían pagado.

Enlace para los medios de información
Demanda contra Service Life & Casualty Insurance Co.


"Sin que lo supieran la mayoria de los consumidores, esta empresa indebidamente retuvo el dinero que habían pagado por adelantado para asegurar el plan de financiamiento de sus vehículos", dijo el Procurador General Abbott. "Tal dinero le pertenece a tales asegurados y tenemos la intención de que les sea devuelto".

La demanda de la Procuraduría General ya ha identificado a aproximadamente 48,000 consumidores en Texas a los que quizás Service Life les deba un reembolso. El reembolso promedio para estos consumidores sería de aproximadamente 200 dólares, más los intereses. Al avanzar su acción legal, el Procurador General espera identificar aún más consumidores a quien se les deba un reembolso.

Service Life ofrece seguro de crédito a través de concesionarias de vehículos en Texas para proteger a los consumidores durante el plazo del préstamo de sus vehículos. Los compradores de vehículos tienen la opción de comprar el seguro de crédito, el cual pagaría la deuda de un vehículo financiado si el comprador llegara a sufrir una discapacidad a largo plazo o fallece durante el plazo de financiamiento.

Al igual que muchas aseguradoras de crédito, las pólizas de Service Life son contratos en los que se paga una sola prima: es decir, en los que un sólo pago por hasta seis años de cobertura se financia como parte del préstamo al comprador. Sin embargo, la empresa no cumplió su promesa de reembolsar las primas cuando los préstamos de sus clientes fueran pagados por adelantado o de alguna otra manera se terminaba su seguro temprano.

La demanda del Procurador General solicita que la corte emita un dictamen, el cual imponga multas y que le ordene a Service Life que reembolse las primas no devengadas que le debe a los consumidores de Texas que pagaron su préstamo antes del plazo acordado. Las normas de la misma empresa declaran - y el Código de Seguros de Texas lo requiere - que si un consumidor paga su deuda antes del tiempo estipulado, Service Life debe reembolsar el costo de la prima de seguro no utilizada.

La demanda del Procurador General cita violaciones al Código de Seguros (Insurance Code) y a la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act). Además de los reembolsos a los consumidores perjudicados, la demanda intenta obtener multas civiles de hasta 20,000 dólares por violación de dicha ley y 10,000 dólares por violación al Código de Seguro.

La orden judicial que se intenta obtener le prohibiría a la empresa desempeñarse a través de tales prácticas y aseguraría una modificación a las políticas de la empresa para la entrega a tiempo de reembolsos en el futuro.

La Procuraduría General antepuso una demanda en julio contra American National Insurance Co., de Galveston, por llevar a cabo prácticas similares. Tal acción sigue pendiente.