Friday, July 6, 2007

Printer Friendly

El Procurador General acusa a Mannatech de desempeñarse ilegal y engañosamente en la venta de sus productos

DALLAS – El Procurador General de Texas Greg Abbott acusó a Mannatech, Inc., con sede en Coppell, a su dueño Samuel L. Caster, y varias entidades vinculadas a la empresa, de operar una estrategia ilegal de mercadeo, la cual viola la ley estatal. La acción legal anunciada esta semana se basa en una amplia investigación por las autoridades estatales, las cuales examinaron las dudosas aserciones hechas por Mannatech sobre la eficacia de sus productos para mejorar la salud.

Según documentos entablados por la Procuraduría ante una corte de distrito estatal en el Condado de Travis, Mannatech se aprovechaba de familias, inclusive aquellas cuyos miembros padecían cáncer, síndrome de Down, fibrosis cística, y otras enfermedades graves. Según los investigadores, la empresa, con el fin de aumentar sus venas, ilegalmente hacía aserciones exageradas sobre los beneficios a la salud para aquellos que consumen los suplementos dietéticos y productos para la nutrición de Mannatech. La acción del Procurador General indica que las prácticas desempeñadas por Mannatech ponían en riesgo la salud de consumidores con enfermedades graves, los cuales quizás abandonarían cuidado médico tradicional al creer las aserciones falsas por la compañía.


“La gente de Texas no vamos a tolerar las estrategias ilegales de mercadeo que se aprovechan de los enfermos y confiados”, dijo el Procurador General Abbott. “Gracias a su ejército de vendedores de mercadeo a múltiples niveles y las aserciones falsas acerca de sus productos, Mannatech ha promovido sus suplementos en forma agresiva a un sinnúmero de consumidores que creían en ellos. Gracias a las medidas legales de hoy, la Procuraduría General exige que se le dé alto a esta amplia confabulación que trata de defraudar a consumidores inocentes por todo el país”.

Mannatech, la cual declara ser un “proveedor mundial se soluciones para la salubridad” indica tener aprobación científica en el campo de la glico-ciencia, la cual es un área legítima de estudios de las azúcares, su estructura y funcionamiento. Gracias a su red de ventas a niveles múltiples, Mannatech declara que los ingredientes claves de sus productos, los glico-nutrientes, mejoran la comunicación entre las células del cuerpo, y así se logra un mejoramiento a la salud.


La demanda acusa a Mannatech de animar que sus vendedores hagan declaraciones falsas, al permitir que éstos usen artículos para promociones, tales como folletos, videos y páginas de Internet personalizadas, que exageran la eficacia de los suplementos. Según los investigadores, los demandados animan que aquellos que usan sus productos presenten su “testimonio”, en los cuales respaldan los supuestos efectos de los productos para mejorar la salud. Estos testimonios exagerados, junto a engañosas fotos que enseñan gente “antes” y “después” de haber utilizado los productos de Mannatech, aparecen en forma prominente en exhibiciones durante seminarios, folletos, videos, las páginas Internet de vendedores y los materiales de entrenamiento de la empresa. El conjunto de estas técnicas de mercadeo engañan al consumidor, para que crea que los suplementos son capaces de dramáticamente curar o tratar enfermedades serias.

En realidad, las aserciones de la compañía sobre el mejoramiento para la salud de quien consume estos productos no son respaldadas por legítimos estudios científicos, y sus productos no han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration, FDA).

A los demandados se les acusa de haber violado la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act, DTPA), la cual conlleva multas civiles de hasta 20 mil dólares por cada violación. Asimismo, el Procurador General, junto al Departamento de Servicios de Salud de Texas (Texas Department of State Health Services) acusan a Mannatech de haber violado la Ley de Texas de Alimentos, Fármacos y Cosméticos (Texas Food, Drug, and Cosmetic Act. Under the Act), según la cual los demandados podrían enfrentar multas de hasta 20 mil dólares por cada día en que hayan violado la ley.

Mannatech vende sus productos en 10 países, entre ellos Estados Unidos, a través de más de 500,000 distribuidores independientes a nivel mundial. Sus acciones se venden a través de NASDAQ bajo la clave “MTEX”.

Todo consumidor que enfrente una empresa que esté haciendo declaraciones engañosas debería anteponer una queja con la Procuraduría General al (800) 252-8011 o en línea al www.texasattorneygeneral.gov. La información es disponible en español e ingles