Monday, September 10, 2007

Printer Friendly

El Procurador General entabla acción legal contra bodega de comida en Houston por condiciones antihigiénicas

HOUSTON - El Procurador General de Texas Greg Abbott entabló otra acción de cumplimiento contra un fabricante de comida de Houston que ya contaba con un largo historial de condiciones insalubres en su almacén para alimentos. Dishaka Gourmet Imports fue acusada por no resolver condiciones que potencialmente podrían afectar la salud de los consumidores.

Las inspecciones llevadas a cabo por el Departamento de Texas de Servicios de Salud Estatal (Texas Department of State Health Services, DSHS) revelaron que Kawal Oberoi, operador de Dishaka Gourmet Imports en 11306 S. Sam Houston Parkway, no ha cumplido con los requisitos legales de salud e higiene en su empresa. Las condiciones inaceptables violan un acuerdo judicial establecido en 2004, según el cual Oberoi se ve obligado a cumplir plenamente con la leyes estatales de envoltura, limpieza y etiquetado de productos alimenticios. La acción de cumplimiento alega que a pesar de seguidas inspecciones por el DSHS, Dishaka no ha tomado medidas para resolver varias violaciones, incluyendo infestaciones por roedores e insectos, la falta de limpieza en el local y productos de comida contaminada.

Enlace para los medios de información
Demanda del Procurador General contra Dishaka Gourmet Imports


“Los productos de comida infestados con roedores son una amenaza contra la salud y seguridad de toda la gente de Texas”, dijo el Procurador General Abbott. “Aunque seguidamente no se conformó a las normas correspondientes según las inspecciones llevadas a cabo por autoridades estatales, el sujeto de esta acción no ha logrado limpiar su operación. La gente de Texas debemos poder contar con productos de comida de abastecedores que se apegan totalmente a la ley”.

Dishaka Gourmet Imports distribuye una gran variedad de comidas provenientes de Sur Asia, Medio Oriente, e Inglaterra, importando ingredientes de varios países tales como harina, arróz, fríjoles, fruta seca, cereales y especies. La compañía empaqueta estos productos en su almacén y los revende a restaurantes étnicos y supermercados en grandes ciudades a lo largo de los Estados Unidos.

A pesar de la orden judicial de 2004 en su contra, la cual fue ratificada por Oberoi, y algunos mejoramientos en la instalación, subsecuentes inspecciones por funcionarios del DSHS han revelado otras contaminaciones de comida y condiciones que presentan riesgos contra la salud humana. Estos incluyen:
  • Excremento de roedores en las cajas de comida y evidencia de una severa infestación de roedores en otros lugares, incluyendo animales muertos;
  • Bolsas de especies y harina infestadas con pequeños escarabajos y paquetes de dátiles secos llenos de polillas muertas;
  • Infestaciones de larvas vivas en contenedores de pasas;
  • Bolsas de vegetales con una gran cantidad de moho, tales como los chiles rojos;
  • Varias cajas de especies que habían sido almacenadas por más años de la fecha de caducidad; y
  • Ningún programa eficaz de rotación de productos o separación de ciertas comidas para asegurar la limpieza.


Para obtener mayor información sobre los esfuerzos del Procurador General en proteger al consumidor, acuda a la página Internet de la Procuraduría General en www.texasattorneygeneral.gov. La Procuraduría General cuenta con información y personal bilingüe para atenderle.