Friday, September 14, 2007

Printer Friendly

El Procurador General toma medidas legales contra empresa de “rescate hipotecario” por llevar a cabo una estafa

HOUSTON - El Procurador General de Texas Greg Abbott hoy tomó medidas legales contra una empresa por llevar a cabo una estafa de rescate hipotecario, cuyo enfoque fueron los dueños de casas en Texas que enfrentaron apuros financieros. Como consecuencia, la Corte del Distrito Judicial 408 emitió una orden judicial temporal y congeló los activos de tres hombres que organizaron el fraude. Según los documentos presentados ante la corte, los demandados fraudulentamente aseguraban que ellos podían rescatar a dueños de viviendas contra una inminente ejecución hipotecaria (foreclosure).

Los demandados nombrados en la acción legal son: La empresa Foreclosure Assistance Solutions, LLC, de Florida, y sus titulares, Herb Zerden y Adolfo Quintero; y la empresa J.W.W. Services, Inc., de California, y su propietario John Woodruff. Conforme a la orden judicial temporal los demandados deben poner un alto inmediato a sus promociones engañosas dirigidas a dueños de casas que enfrentan dificultades financieras. Aunque la orden judicial temporal sólo se aplica en Texas, los dueños de casa a lo largo del país son protegidos gracias al congelamiento de activos que fue obtenido por el estado.

Enlaces para los medios de información

(Haga clic en la imagen)
Video del sitio de FAS

Ejemplar de
tarjeta postal engañosa
Folleto: Evite estafas al comprar un hogar
Demanda contra FAS
Orden de restricción contra FAS


“Foreclosure Assistance Solutions se aprovechó de vulnerables dueños de casas que se atrasaron en cumplir sus pagos de hipoteca”, dijo el Procurador General Abbott. “La orden judicial y el congelamiento de activos de hoy deberían darle fin a un fraude que intentaba obtener ganancias excesivas aprovechándose de la crisis hipotecaria”.

El Procurador General añadió: “Los dueños de casas que enfrenten dificultades en cumplir sus pagos de hipoteca deberían tener cuidado de las estafas de rescate hipotecario. Estos fraudes que ofrecen soluciones que parecen demasiado buenas como para ser verdaderas en realidad son un engaño. Los texanos que se demoran en cumplir sus pagos deberían entrar en contacto con su prestamista directamente para llegar a una resolución”.

Conforme a la acción de cumplimiento del Procurador General, los demandados enviaban tarjetas y cartas por correo a dueños de casas que se habían atrasado en sus pagos y enfrentaban la ejecución hipotecaria. La correspondencia le indicaba a los consumidores que la empresa contaba con vínculos establecidos con compañías hipotecarias y bancos en toda la nación. Como consecuencia, aseguraban, Foreclosure Assistance Solutions podía ponerle un alto al proceso de ejecución hipotecaria.

A los consumidores que se ponían en contacto con Foreclosure Assistance Solutions se les instaba de inmediatamente firmar un contrato por 1,200 dólares. Conforme al acuerdo, Foreclosure Assistance Solutions estrictamente le prohibía a los dueños de casa de tener contacto directo con sus prestamistas. Después de que los consumidores pagaran la cuota, a menudo fueron ignorados por la empresa. Como consecuencia, muchos dueños de casa perdieron sus hogares por ejecución hipotecaria no obstante el dinero que le pagaron a los demandados.

La acción legal de hoy le prohíbe a los demandados de hacer promesas engañosas ante los consumidores. A la empresa se le prohíbe afirmar que una casa se encuentra bajo riesgo de ejecución hipotecaria sin demostrar pruebas correspondientes a tal riesgo. La corte también le ordenó a los demandados de dar alto a sus ofertas de ayuda para los dueños de casa sin antes describir la supuesta ayuda.

La demanda de la Procuraduría General señala que Foreclosure Assistance Solutions depositó más de 13 millones de dólares en cuentas del banco Bank of America entre los años 2005 y 2006. La mayor parte de estos fondos se recabaron a través de pagos efectuados por consumidores que enfrentaban la ejecución hipotecaria. Tal cuenta y otras son el enfoque de la congelación de activos de hoy.

La Procuraduría General le solicita a la corte que ordene reembolsos para los consumidores que fueron perjudicados por las acciones de los demandados, y sanciones civiles de hasta 20,000 dólares por cada violación de la Ley Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Deceptive Trade Practices Act, DTPA). Además, la Procuraduría General solicita hasta 5,000 dólares por cada violación por no haber registrado la empresa ante las autoridades, tal como lo requiere la ley, como una entidad que lleva a cabo ventas por teléfono.

La Procuraduría General está participando en una variedad de esfuerzos que abordan los problemas hipotecarios enfrentados por el público. La semana pasada, el Procurador General Abbott estrenó el Grupo Especial de Texas Contra el Fraude Hipotecario (Texas Residential Mortgage Fraud Task Force), una colaboración integrada por entidades reguladoras del estado. El grupo especial fue creado bajo el proyecto de ley HB 716 y debe “tomar una postura proactiva hacia buscar y entregar ante la justicia el fraude hipotecario y a los que se involucran en el fraude hipotecario en el estado”.

Anteriormente durante el año en curso, la Procuraduría General obtuvo 21 millones de dólares en reembolsos a favor de los texanos afectados por las prácticas del gigante prestamista Ameriquest Mortgage Co. El acuerdo resolvió alegatos según los cuales Ameriquest y sus afiliadas no revelaron adecuadamente ciertos términos en las hipotecas que les fueron extendidas a sus clientes, incluyendo tasas de intereses variables que eran imprevisibles.

Cualquier dueño de un hogar que haya sido perjudicado por ésta empresa fraudulenta o una semejante, puede llamar gratuitamente la línea de la Procuraduría General para quejas al (800) 252-8011 o presentar una queja electrónicamente a través de la página Internet en www.texasattorneygeneral.gov. El apoyo de la Procuraduría General es disponible en inglés y español.