10/24/07

Printer Friendly

El Procurador General Abbott antepone acción legal contra operaciones ilegales en Texas de empresa de rescate hipotecario

HOUSTON - El Procurador General de Texas Greg Abbott hoy informó que ha sido aprobada una orden de restricción temporal y la congelación de activos contra una operación ilegal de rescate hipotecario, con sede en Texas, cuyo enfoque eran los dueños de casas que enfrentan apuros financieros en el estado y a lo largo del país.

Conforme la petición legal antepuesta por el Procurador, Southern Residential, LLC, y su director y gerente Edward Casey, fraudulentamente anunciaban que la empresa podría “rescatar” a los propietarios de casa contra su pérdida tras una inminente ejecución de hipoteca. Asimismo, la acción legal nombra a los demandados afiliados National Homeowners Assistance, Stephanie Casey, Matthew Casey y Linda McCann. Conforme a la orden judicial temporal los demandados deben poner un alto inmediato a sus promociones engañosas dirigidas a dueños de casas que enfrentan dificultades financieras. Aunque la orden judicial temporal sólo se aplica en Texas, consumidores a lo largo del país serán protegidos gracias al congelamiento de activos.

“Durante estos momentos en que las entidades gubernamentales, los mandatarios, y quienes abogan por el consumidor están trabajando para apoyar a los dueños de casas que se encuentran en apuros económicos, hay algunos estafadores que tratan de aprovecharse de la situación”, dijo el Procurador General Abbott. “Estos demandados cobraron grandes cuotas y no cumplieron con sus falsas promesas. Esta orden legal le da alto a este engaño contra la gente de Texas.”

Media links

"Garantía" de
Southern
Residential

Comerciales de
Southern
Residential

Sitio de
Internet de
House911.com
Demanda contra Southern Residential
Orden temporal de restricción
Folleto: Evite el fraude en la compra de un hogar

El Procurador General añadió: “Los dueños de casas que enfrenten dificultades en cumplir sus pagos mensuales de hipoteca deberían tener cuidado de las estafas de rescate hipotecario. Estos fraudes que ofrecen soluciones que parecen demasiado buenas como para ser verdaderas en realidad son un engaño. Los texanos que se demoran en cumplir sus pagos deberían entrar en contacto con su prestamista directamente para llegar a una resolución”.

Conforme a la acción de cumplimiento del Procurador General, los dueños de casas que se habían demorado en sus pagos hipotecarios respondieron a los anuncios de televisión y clasificados de los demandados. Asimismo, los demandados publicaban anuncios en la Internet en varias páginas Web, incluyendo House911.com y Stop911.com. Los supuestos “especialistas contra la ejecución hipotecaria” de la empresa le prometían a quien llamaba que la entidad contaba con estrechas relaciones con compañías hipotecarias y bancos en toda la nación y podían ponerle un alto al proceso de ejecución hipotecaria. Asimismo, afirmaban ante los consumidores que sólo aceptarían a clientes que podían ayudar.

Media links

Video de la rueda de prensa

A los consumidores que se ponían en contacto con Southern Residential y sus afiliadas se les instaba de inmediatamente firmar un contrato por hasta 2,000 dólares. Conforme al contrato, Southern Residential estrictamente le prohibía a los dueños de casa de tener contacto directo con sus prestamistas de hipoteca. Después de que los consumidores pagaran la cuota, a menudo fueron ignorados por la empresa.

Otros se quejaron que la “renegociación” lograda por Southern Residential con los prestamistas requería pagos inmediatos por adelantado que llegaban a dieces de miles de dólares para rescatar sus casas. Como consecuencia, muchos consumidores perdieron sus hogares o se declararon en bancarrota, no obstante las negociaciones de la empresa.

La acción legal de hoy le prohíbe a los demandados de hacer promesas engañosas ante los consumidores, incluyendo la clase de servicios que proporcionan. La acción legal señala que Southern Residential recibe entre 100,000 dólares y 150,000 dólares por mes en pagos efectuados por consumidores que enfrentan la ejecución hipotecaria. Un fideicomiso y varias cuentas bancarias son sujetas a la orden de congelamiento de activos.

La Procuraduría General solicita reembolsos para los consumidores que fueron perjudicados por las acciones de los demandados, y sanciones civiles de hasta 20,000 dólares por cada violación de la Ley Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Deceptive Trade Practices Act, DTPA). Además, la Procuraduría General solicita hasta 5,000 dólares por cada violación por no haber registrado la empresa ante las autoridades, tal como lo requiere la ley, al ser una entidad que lleva a cabo ventas por teléfono.

El Procurador General Abbott le recuerda a los clientes de esta empresa que no deben esperar hasta que Southern Residential se comunique con ellos sobre el estado de su hipoteca. Tales consumidores deberían llamarle a sus prestamistas inmediatamente para informarse sobre cuáles medidas preventivas han sido llevadas a cabo por los demandados, si alguna.

La Procuraduría General está participando en una variedad de esfuerzos para la protección de propietarios de viviendas en Texas. La semana pasada, el Procurador General obtuvo una orden judicial contra Foreclosure Assistance Solutions, un fraude de “rescate hipotecario” con sede en Florida que buscaba engañar a texanos que se habían atrasado en cumplir sus pagos de hipoteca.

En septiembre, el Procurador General Abbott estrenó el Grupo Especial de Texas Contra el Fraude Hipotecario (Texas Residential Mortgage Fraud Task Force), una colaboración integrada por entidades reguladoras del estado para tomar medidas proactivas para detectar y entregar ante la justicia el fraude hipotecario.

Este mes, el Procurador General Abbott exhortó a tres de las más grandes empresas de préstamos y servicios hipotecarios con operaciones en Texas a tomar medidas dirigidas al alto nivel de ejecución de hipotecas en el estado. En reuniones con EMC Mortgage, Countrywide Mortgage y Litton Loan Servicing, él propuso cinco medidas que tales empresas deberían llevar a cabo para restaurar la estabilidad financiera de los acreedores, incluyendo el aumentar los esfuerzos para convertir las hipotecas con tasa de interés variable en préstamos de interés fijo; someter más préstamos delincuentes a la mitigación como un primer paso, en vez de someterlos inmediatamente a un antagonista proceso de cobro; mejorar la comunicación con los consumidores; desestimar multas y cuotas mientras las empresas negocian con los consumidores que están enfrentado apuros financieros; y dirigirse inmediatamente a las quejas que sean presentadas contra tales empresas ante la Procuraduría General.

Anteriormente durante el año en curso, la Procuraduría General obtuvo 21 millones de dólares en reembolsos a favor de los texanos afectados por las prácticas del gigante prestamista Ameriquest Mortgage Co. El acuerdo resolvió alegatos según los cuales Ameriquest y sus afiliadas no revelaron adecuadamente ciertos términos en las hipotecas que les fueron extendidas a sus clientes, incluyendo tasas de intereses variables que eran imprevisibles.

Cualquier dueño de un hogar que haya sido perjudicado por ésta empresa fraudulenta o una semejante, puede llamar gratuitamente la línea de la Procuraduría General para quejas al (800) 252-8011 o presentar una queja electrónicamente a través de la página Internet en www.texasattorneygeneral.gov. El apoyo de la Procuraduría General es disponible en inglés y español.
Revised: