Wednesday, February 12, 2003

Printer Friendly

EL PROCURADOR GENERAL ABBOTT SE ENFOCA CONTRA "NOTARIOS" Y DEMÁS PERSONAS QUE ENGAÑAN A INMIGRANTES

EL PASO - El Procurador General Greg Abbott, hoy emitió un alerta sobre una continua estafa cuyo enfoque son inmigrantes Hispanos, llevada a cabo por estafadores que fingen ser abogados u otro tipo de experto en leyes.

Al ser acompañado por miembros de la iglesia local, oficiales consulares mexicanos, y entidades caritativas, el Procurador General Abbott informó que ha lanzado un esfuerzo de comunicación social pública, con el fin de darle a saber a potenciales víctimas sobre las formas en que pueden protegerse contra este tipo de crimen.

Asimismo, Abbott informó que se ha emitido un fallo judicial contra una señora que radica en el Condado de Travis, por haber engañado a inmigrantes en el área de Austin.

El engaño se maneja debido al mal entendido que comúnmente ocurre entre la palabra "notary", en inglés, y el término "notario", en español. Aunque las dos palabras parecen ser muy parecidas, su significado es considerablemente diferente.

En Texas, un "notary" se refiere a una persona que cuenta con una licencia para ser testigo oficial de la firma de ciertos documentos. Sin embargo, en la mayoría de países latinoamericanos, ser "notario" implica que la persona puede ejercer la profesión de abogado. La ley de Texas específicamente prohíbe que un "notary" ofrezca servicios para el manejo de casos de inmigración. Las únicas personas exentas a esta ley son aquellos que cuenten con una licencia aparte para ejercer la profesión de abogado.

Bajo una estafa común, una persona en Texas obtiene su licencia de "notary", para luego presentarse como "notario público" ante clientes hispanohablantes, y así dando la impresión de ser abogado que puede ayudar a sus clientes en el manejo de trámites de inmigración.

Muchos estafadores cobran cientos o hasta miles de dólares, asegurando que están ofreciendo un servicio legal para el manejo de solicitudes ante el INS - el Servicio de Inmigración y Naturalización federal (o SIN, por sus siglas en español). Sin embargo, a menudo estos artistas del fraude desaparecen con el dinero de sus clientes; cobran precios caros para presentar solicitudes innecesarias; o el desempeño de su representación de clientes es de tan mala calidad, que podrían verse perjudicados estos casos ante el INS.

"Los abusos cometidos por estos fraudulentos 'notarios', y conducta similar de parte de otras personas, han causado enorme sufrimiento para muchas familias en Texas", indicó el Procurador General Abbott. "Estas estrategias también crean un caos dentro del ya sobrecargado sistema de inmigración", agregó.

La acción legal anunciada hoy fue contra la acusada Barbara Seigert, quien contaba con una licencia de "notary", pero llenaba y gestionaba formularios de inmigración a nombre de consumidores. Bajo el fallo emitido hoy, a la Señora Seigert le resulta prohibido ofrecer sus servicios a inmigrantes, al usar los términos "notario" y "notario público" en su publicidad. También se ve obligada a pagar más de 4 mil dólares en multas, cargos legales, y de compensación. Los que seguidamente violen la ley sobre "notarios" podrían ser enviados a la cárcel.

Para atender las denuncias del público, la Procuraduría General llevará a cabo una función especial en El Paso el sábado, 15 de febrero, de 11:00 a.m. hasta las 3:00 p.m., para toda víctima de tal tipo de estafa que quiera quejarse. En tal fecha, los consumidores afectados en El Paso pueden presentar sus quejas en persona al St. Pius X Catholic Community Church, 1050 North Clark.

Los esfuerzos de la Procuraduría General serán respaldados por el Consulado de México y grupos locales que se dedican a apoyar a la comunidad inmigrante. Durante el transcurso del año, serán manejados eventos semejantes en diferentes ciudades del estado. Estos eventos organizados por el Procurador General Abbott sirven para animar que la gente reporte a "notarios" que estén cometiendo fraude. Aunque este tipo de engaño contra inmigrantes tiene una larga historia en Texas, muchos de los afectados tienen temor de reportarlos.

"Por demasiado tiempo las víctimas han mantenido el silencio. Esto ha permitido que cientos de 'notarios' sin escrúpulos se hayan hecho ricos sin haber dado un verdadero servicio", señaló el Procurador General.

Las víctimas también pueden llamar a la Procuraduría General gratuitamente al 1-800-252-8011 o acudir a la página Internet de la entidad al www.texasattorneygeneral.gov para obtener mayores informes o formularios de queja, los cuales son disponibles en español e inglés.