09/27/12

Printer Friendly

Greg Abbott: Demandas en contra de Obama son oportunidades para los contribuyentes

No es de extrañar que los que apoyan un gobierno con gran influencia están criticando las dos docenas de demandas que Texas ha entablado en contra de la administración Obama durante los pasados cuatro años. Algunas personas prefieren un gobierno más grande como una solución a los problemas diarios. Nuestras demandas son contrarias a ese modelo y hacen cumplir la Constitución y de esa forma limitan al gobierno federal que se está expandiendo y se está involucrando profundamente en nuestras vidas y nuestros bolsillos.

La única sorpresa es la línea de ataque elegida por los críticos. Ellos afirman que nuestras demandas al desafiar el programa de salud de Obama, pelear el acuerdo ilegal alcanzado por la EPA y defender las leyes aprobadas por el estado de Texas, han costado 2.5 millones de dólares y representan una pérdida de dinero de los contribuyentes.

Las críticas no consideran lo obvio: Como Procurador General, es mi deber siempre representar al Estado en corte cuando las leyes o la soberanía son desafiadas. Mi oficina está cumpliendo con este deber en todas las acciones legales.

Pero, más aún, la acción legal por parte de mi oficina ha beneficiado a los contribuyentes de Texas. Considere solamente dos de las acciones que hemos presentado en contra de la administración de Obama. Parte de la demanda entablada por Texas en contra del programa de salud de Obama “Obamacare”, desafió la autoridad del Congreso para forzar a Texas a gastar más dinero en el cuidado de salud administrado por el gobierno. La Corte Suprema de los Estados Unidos estuvo de acuerdo en que el Congreso no respetó la Constitución y dictaminó que Texas no tiene que gastar el dinero requerido por el programa de salud de Obama. De acuerdo a oficiales de salud, el ahorro a los contribuyentes debido a este fallo solamente, podría sobrepasar los 10 mil millones de dólares durante la próxima década.

De forma similar, una de nuestras recientes victorias en contra de la administración de Obama hizo más que detener a la EPA de seguir quebrantando la ley. También se ahorraron más de 500 empleos y protegió el acceso a los Texanos a electricidad confiable, lo cual estaba en peligro por las regulaciones draconianas de la EPA.

Estos son ahorros adicionales a nuestros esfuerzos por ayudar a los contribuyentes de Texas, Durante el mismo periodo de cuatro años, nuestra oficina recuperó $750 millones adicionales por medio de otras acciones legales y recolecto más de 12 mil millones de dólares en manutención de niños.

Los críticos pueden estar de acuerdo o desacuerdo con nuestras acciones legales, pero ellos no pueden decir que no han sido beneficiosas para los contribuyentes. Ahorrar miles de millones de dólares y cientos de empleos es exactamente el tipo de respuesta sobre las inversiones que los contribuyentes se merecen. Es mucho mejor que los 5 billones de dólares que se han añadido a la deuda federal en Washington durante los pasados cuatro años.

Más importante, cuando Texas desafía al gobierno federal, se trata de algo más que dinero. Se trata de principios, fundamentalmente principios enmarcados en la Constitución y reafirmados recientemente por la Corte Suprema de los Estados Unidos cuando se dijo:

“El gobierno nacional posee solamente poderes limitados; el estado y las personas tienen lo restante"

"El poder independiente de los estados sirve como un control sobre el poder el gobierno federal”.

Defender los principios constitucionales que han hecho que los Estados Unidos sea verdaderamente excepcional: Eso no tiene precio.

Esta columna apareció anteriormente en el Periódico Dallas Morning News el 26 de septiembre de 2012 y puede ser encontrada en the Dallas Morning News on September 26, 2012.
Revised: