11/28/12

Printer Friendly

El Estado de Texas Entabla Acción Legal para Tomar Posesión del Rancho al Oeste de Texas Donde Warren Jeffs y Miembros de la Secta Asaltaron Sexualmente a Niños

AUSTIN – La Procuraduría General ha iniciado el proceso legal para tomar posesión del Rancho de la secta YFZ, una propiedad de 1,600 acres al Oeste de Texas en donde varios niños fueron asaltados sexualmente por miembros de la Iglesia Fundamentalista de los Santos de los Últimos Días, FLDS. La presentación de la orden de búsqueda y confiscación ante la Corte del Distrito 51, da inicio al capítulo final del esfuerzo realizado por el Estado a través de casi cinco años de ir tras la extensa conducta criminal en el Rancho YFZ.

En una declaración jurada de 91 páginas que fue entregada en la corte junto con la orden de búsqueda y confiscación, un oficial de la ley con la Procuraduría General de Texas describe como los fondos generados por actividades ilegales fueron usados para adquirir el rancho, el cual fue comprado por líderes de FLDS en un intento fallido por contar con un lugar remoto donde estarían aislados de cualquier acción penal por asaltar sexualmente a niños.
Enlaces para los medios de comunicación
Orden de búsqueda y confiscación
Declaración Jurada entregada con la Orden de búsqueda y confiscación

De acuerdo con la declaración jurada, el Rancho YFZ fue comprado por orden de Warren Jeffs, quien buscó una ubicación rural donde el FLDS pudiera operar una secta polígama en donde el asalto sexual sistémico de niños pudiera ser tolerado sin la interferencia de las autoridades policiales. La declaración también explica que el Estado ha procesado exitosamente a nueve miembros de FLDS, incluyendo a Waren Jeffs, por asaltar sexualmente a niños en el Rancho YFZ.

La declaración también provee una explicación detallada de las finanzas de FLDS, explica como los líderes del FLDS realizaron transacciones financieras ilegales para evadir sospechas por parte de las autoridades, y describe como Warren Jeffs personalmente recorrió el Rancho YFZ antes de autorizar su compra. Basado en una rigurosa auditoria de las cuentas de banco de FLDS, la declaración jurada explica detalladamente como la compra del rancho y la construcción de un masivo complejo habitacional dentro de la propiedad del rancho, fueron financiados con la recaudación del lavado de dinero ilegal.

Además del lavado de dinero y condenas por delitos de agresión sexual asociadas con el Rancho YFZ citadas en la declaración jurada, miembros del FLDS usaron el rancho para albergar ilegalmente a Jeffs, cuando era un fugitivo en la lista de los 10 más buscados por el FBI. La evidencia que las autoridades del orden recopilaron en el Rancho YFZ, muestra que los residentes del mismo “se dedicaban, y/o adquirieron la propiedad con la intención de cometer delitos en y dentro de los edificios y mejoras de esta propiedad”.

Bajo la Ley de Texas, las autoridades del orden pueden confiscar una propiedad que ha sido usada para cometer o facilitar cierta conducta criminal. La declaración jurada y la orden de búsqueda y confiscación expedida por el Estado, da inicio al proceso legal para confiscar el Rancho YFZ. Debido a que la ley incluye protección del proceso para los dueños de la propiedad que es objeto de a una orden de incautación, la orden y la declaración jurada marcan solamente el inicio del proceso judicial.

Como es requerido por el Código de Procedimiento Penal, el Estado presentó a los dueños de la propiedad, y a Warren Jeffs, una carta legal formal informándoles acerca de la apertura de un procedimiento de decomiso. En una fecha posterior, la Corte del Distrito 51 tendrá una audiencia en donde se le dará al FLDS una oportunidad para oponerse al decomiso y presentar evidencia que apoye su caso. Debido a que la audiencia y cualquier procedimiento judicial relacionado son de naturaleza civil, y no penal, el procedimiento es regido bajo las Leyes del Procedimiento Civil del Texas, el cual rige litigio civil ordinario en el Estado de Texas.
Revised: