01/10/13

Printer Friendly

Syam Tax Services Acusada de Fraude de Impuestos y Robo de Identidad por Fraude Contra Personas Ancianas en la Región Este de Texas

AUSTIN – El Procurador General de Texas Greg Abbott hoy acusó a Syam Tax Services, LLC y dos de sus directores, Shannon Mays y Marshrief Shead, por fraudulentamente obtener información confidencial de texanos ancianos e ilícitamente presentar declaraciones de impuestos federales en sus nombres. En respuesta a la acción legal del Estado, el Juez Michael Gomez de la Corte del Distrito 129 en el Condado de Harris hoy congeló los bienes de Syam y emitió una orden de restricción temporal contra los demandados.

“Concentrándose en centros para ancianos e iglesias, Syam Tax Services llevo a cabo un fraude bien organizado para estafar a personas de la tercera edad, y peor aún, contra aquellos que dependen de beneficios de asistencia federal para su bienestar", dijo el Procurador General Abbott. “Mi dependencia está trabajando para acabar con este despreciable fraude, y gracias a la orden judicial que obtuvimos hoy, Syam tiene prohibido continuar infringiendo la ley. Alertamos a los Texanos de este fraude por primera vez en diciembre y ahora estamos actuando rápidamente para cerrar la operación engañosa de Syam y prevenir que otros ancianos sean víctimas de este fraude”.

Media links

AG Abbott holds news conference to warn East Texans about tax fraud scam

East Texas victims of Syam scam discuss their experiences with the company.
Betty Murphy of Diboll; Jackie Waddelton of Lufkin whose mother fell victim to the scam;
and Eloise Davis of Lufkin, a tax specialist whose sister-in-Law fell victim to the scam
Temporary restraining order and asset freeze against Syam and its officers

El mes pasado, el Procurador General Abbott informó que el Estado se encontraba investigando a Syam Tax Service, y emitió un alerta a los Texanos para evitar caer en el fraude de impuestos de los demandados. Los resultados de la investigación son revelados en los documentos de la corte presentados hoy, que explican cómo Syam utilizó reclutadores para visitar las iglesias del Este de Texas y centros de ancianos, donde las personas de tercera edad que reciben beneficios de Seguro Social y discapacidad podían ser reclutadas. Cuando los reclutadores de Syam se acercaban a potenciales víctimas, falsamente declaraban que los beneficiarios de Seguro Social con bajos ingresos eran elegibles para “dinero gratis de estímulo” o “estímulo de seguro social”. Posteriormente, los reclutadores explicaban que los beneficiarios de un "estímulo" económico tenían que divulgar cierta información personal confidencial, incluyendo su fecha de nacimiento, Seguro Social, cuenta de banco, y una copia de su licencia de conducir, y simplemente firmar un formulario para recibir el supuesto estímulo económico. Entonces, sin que las víctimas se percataran, los reclutadores entregaban el formulario y la información personal confidencial a Syam, la cual preparaba y enviaba una declaración fraudulenta de impuestos a nombre de la víctima. Al presentar la declaración fraudulenta de impuestos, Syam falsamente declaraba que las víctimas tenían derecho a hasta 1,000 dólares o más en créditos rembolsables de impuestos. Empeorando la treta engañosa, Syam aumentó sus ganancias ilícitas al dar instrucciones al Servicio de Impuestos Internos (IRS) para que depositara aproximadamente la mitad del rembolso en la cuenta bancaria de Syam, mientras que la porción que restaba era enviada a la víctima.

En realidad, no existe un pago de beneficio de estímulo federal para los que reciben Seguro Social y son de bajos ingresos. Como resultado, cuando el IRS descubre que la víctima en realidad no es elegible para el rembolso de impuestos, el gobierno federal hace a la víctima responsable por el pago de la cantidad total del rembolso, además de multas e interés. Dado que las víctimas de Syam ni siquiera sabían que se iba a presentar una declaración de impuestos en su nombre y mucho menos que Syam se iba a quedar con una porción del rembolso, la mayoría de dichas víctimas se enteraban por primera vez que eran responsables por pagar toda la cantidad del fraudulento rembolso de impuestos cuando recibían la notificación del IRS. Como resultado, texanos de bajos ingresos en las comunidades del Este de Texas que fueron el blanco de Syam han quedado con una deuda al IRS que no pueden pagar, a pesar del hecho que estas víctimas pensaban que se beneficiarían económicamente de un beneficio federal al que se les informó que tenían derecho. Además , dado que las víctimas les divulgaron a los reclutadores de Syam su información confidencial personal y financiera, las víctimas también están corriendo el riesgo de robo de identidad.

En base a los resultados de la investigación hasta este punto, los investigadores estatales creen que Syam ha presentado cientos de declaraciones fraudulentas de impuestos, y quizás hasta intente usar la misma información de contribuyentes para presentar declaraciones fraudulentas en años futuros. Por esta razón, la Procuraduría General buscó obtener una orden judicial temporal y congelamiento de bienes para prevenir que Syam continúe infringiendo la ley estatal. La acción legal presentada hoy acusa a Syam de múltiples infracciones de la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act, DTPA) y Ley de Texas de Cumplimiento y Protección Contra Robo de Identidad (Texas Identity Theft Enforcement and Protection Act).

Revised: