02/25/13

Printer Friendly

Policía de Madisonville es Acusado Formalmente en Caso de Corrupción

MADISONVILLE – Un gran jurado del Condado de Madison hoy acusó formalmente a un oficial de paz local por corrupción y cargos de narcóticos relacionados a un plan para colocar metanfetaminas en una persona inocente. El Oficial del Departamento de Policía de Madisonville Jeffrey A. Covington, de 37 años, es acusado de entregar una substancia controlada, obstrucción o represalias, y opresión de un oficial. La Procuraduría General de Texas está manejando el caso a petición del Fiscal del Condado de Madison Brian Risinger, quien recusó su oficina del caso.

En el verano de 2011, el acusado presuntamente intentó reclutar a varios informantes de narcóticos para que colocaran metanfetaminas en el vehículo de una mujer inocente. Los documentos de la corte revelan que la víctima, Laura Covington, era la ex esposa del acusado y había estado involucrada en un prolongado pleito legal sobre la custodia de los niños con él.

Según los fiscales del estado, después de que la metanfetamina fue puesta en el vehículo de la víctima, a un policía estatal del Departamento de Seguridad Pública (DPS) le informaron que ella utilizaba el vehículo para transportar y distribuir narcóticos. Sin saber nada sobre el complot del acusado, el policía estatal llevó a cabo una parada de tránsito y registró el vehículo de la Sra. Covington. Al registrar el vehículo descubrió la metanfetamina que había sido colocada; esto provocó que el oficial arrestara a la víctima y la registrara en la Cárcel del Condado de Madison por posesión con intención de distribuir una substancia controlada. Después de hacerse cargo del caso, el Subprocurador General David Glickler formalmente notificó a la Sra. Covington que el Estado no iba a dar seguimiento a su caso y que el cargo en su contra había sido desestimado.

Si es declarado culpable del cargo penal de tercer grado por obstrucción o represalias, Jeffrey Covington podría enfrentar de dos a 10 años en prisión y una multa de hasta 10 mil dólares. El cargo penal de cárcel estatal por entregar una substancia controlada somete al acusado a un posible término de hasta dos años de cárcel estatal y una multa que no puede ser más de 10 mil dólares. El cargo de opresión oficial es un delito menor de Clase A.
Revised: