06/25/13

Printer Friendly

Declaración del Procurador General de Texas Greg Abbott

AUSTIN - El Procurador General de Texas Greg Abbott emitió la siguiente declaración sobre el dictamen de la Corte Suprema de E.U. con respecto a la Ley de Derechos de Votación:

“La Constitución de Estados Unidos establece a un solo Estados Unidos, no a un país dividido con diferentes leyes aplicadas a diferentes estados. Las leyes aplicadas desigualmente a solo unos estados no tienen lugar en nuestro país. El dictamen de hoy asegura que Texas ya no será uno de pocos estados que deben buscar la aprobación del gobierno federal antes de que entren en vigor sus leyes electorales.

“El dictamen de hoy no ha abolido la Ley de Derechos de Votación. Todos los estados, inclusive Texas, continúan sujetos a la Sección 2 de la Ley de Derechos de Votación y la Constitución de E.U., la cual prohíbe la discriminación racial a lo largo del país.

"Con el dictamen de hoy, la ley de Identificación de Votante del Estado inmediatamente entrará en vigor. Los mapas de nuevos distritos promulgados por la Legislatura también podrían tomar efecto sin aprobación del gobierno federal”.
Enlace para los medios de comunicación
Opinión de la Corte Suprema de E.U. sobre la Ley de Derechos de Votación

Segmentos clave del dictamen de hoy:

“Mientras que un Estado espera meses o años y gasta fondos para implementar una ley promulgada con validez, su vecino comúnmente puede poner la misma ley en vigor inmediatamente, por medio del proceso legislativo normal.

“El Congreso pudo haber actualizado la fórmula de cobertura en ese entonces, pero no lo hizo. Su falta al no tomar acción hoy nos deja sin otra opción más que declarar la §4(b) inconstitucional. La fórmula en esa sección ya no puede ser utilizada como la base para sujetar a jurisdicciones a la autorización previa".

“La cobertura de hoy está basada en datos recabados hace décadas y en prácticas que han sido erradicadas. La fórmula recopila a Estados bajo referencias sucedidas durante los 1960s y comienzos de los 1970s sobre pruebas de alfabetismo y bajos niveles de registro de votantes y participación. Pero dichas pruebas han sido prohibidas a lo largo del país por más de 40 años. Y la inscripción de votantes y los números de participación en los Estados cubiertos han aumentado dramáticamente desde esos años. La disparidad racial en esos números era evidencia convincente para justificar el remedio de tener la autorización previa y la fórmula de cobertura. Ya no existe tal disparidad".

“Los Estados deben suplicarle al Gobierno Federal el permiso para implementar leyes que de otra manera tienen el derecho de promulgar y realizar por si mismos…”
Revised: