09/19/13

Printer Friendly

El Procurador General Abbott Presenta Acción Legal para Detener las Prácticas Comerciales Engañosas de una Instalación de Paneles Solares en el Área de Dallas

DALLAS – El Procurador General de Texas Greg Abbott obtuvo una orden de restricción temporal el miércoles en contra de los residentes del área de Farmers Branch Sandra “Sandy” Fardi y Hossein “Zak” Fardi por afirmar falsamente que sus productos eran producidos en los Estados Unidos. La orden de la corte también fijó una audiencia de orden temporal para el 1 de octubre a las 2 p.m. De acuerdo a la acción legal del estado, los demandados promocionaban y vendían paneles solares como “hechos en los EE.UU." en las instalaciones de Texas de los demandados, 1 SolTech Inc., esto a pesar de que los paneles eran en realidad fabricados por una compañía China e importados de China.
Enlaces para los Medios de Comunicación
Acción legal de la Procuraduria General contra 1 SolTech Inc.; Sandra "Sandy" Fardi; y Hossein "Zak" Fardi
Orden de Restricción Temporal contra 1 SolTech Inc.; Sandra "Sandy" Fardi; y Hossein "Zak" Fardi

De acuerdo a los investigadores estatales, Sandy Fardi y Zak Fardi co-fundaron 1 SolTech en 2008 como un fabricante nacional de paneles solares para uso comercial y residencial. Cuando paneles de menor precio fabricados en China comenzaron a dominar el mercado, los acusados empezaron a ordenar e importar paneles solares que fueron fabricados en una fábrica en China. Los demandados etiquetaron de forma ilegal los paneles con una calcomanía y posteriormente enviaban los paneles chinos a los compradores en los Estados Unidos sin dar a conocer el origen geográfico de los paneles.

Además, los investigadores estatales encontraron que los demandados declararon que sus paneles solares cumplen con las disposiciones de “Compra Estadounidense” (“Buy American”) de la Ley Federal de Recuperación y Reinversión (American Recovery and Reinvestment Act), y que han presentado propuestas ilícitas para suministrar paneles solares para proyectos que tienen un componente de "Compra Estadounidense". Los acusados fallaron en dar a conocer a los compradores que los paneles eran fabricados en China. La investigación estatal encontró que los demandados han comprado dos millones de dólares en paneles solares chinos durante la primera mitad de 2013 y recibieron su primer cargamento de una fábrica china en la primavera de 2013.

La Procuraduría General acusó a los demandados de múltiples violaciones a la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act). El estado está pidiendo una orden judicial y permanente, penas civiles y restitución para los clientes de 1 SolTech que hayan sido afectados.
Revised: