09/25/13

Printer Friendly

Abbott Indica que la Firma del Tratado de Comercio de Armas de la ONU Amenaza los Derechos bajo la Segunda Enmienda de Estadounidenses

AUSTIN El Procurador General de Texas Greg Abbott hoy critic a la administracin Obama por haber firmado el Tratado de Comercio de Armas de la Organizacin de Naciones Unidas (ONU). Declarando que el tratado no supera la Constitucin, Abbott advirti que el Presidente estaba tomando accin sin precedente y renunciando por escrito libertades garantizadas por la Constitucin.

El Procurador General Abbott anteriormente advirti en una carta del 2 de abril dirigida al Presidente Obama, que si el tratado era ratificado, Texas encabezara accin legal rpida para hacer cumplir el derecho garantizado en la Constitucin que la gente puede tener y portar armas.

Del Procurador General de Texas Greg Abbott:

En una opresin ms a la libertad Constitucional, hoy el Presidente Obama continu su ataque contra la libertad personal. Al firmar este tratado, la administracin Obama ha intentado restringir el derecho de los estadounidenses a tener y portar armas bajo la supervisin de las Naciones Unidas. La mera razn por la que peleamos por independencia fue para librarnos de los mandatos de lderes en otras tierras. Este tratado contradice el fundamento filosfico de nuestro pas y establece el precedente de que la ONU tiene un nivel de autoridad para gobernar nuestras vidas.

Mientras que el propsito de este tratado es luchar contra la ilcita comercializacin internacional de armas en regiones de guerra del tercer mundo, estamos alarmados que la accin de hoy por parte del Presidente incluye las armas pequeas’ y pudiera enredar a dueos de armas y operadores de tiendas de armas que se acatan a la ley en una compleja red de burocracia creada por un nuevo departamento en la ONU dedicado a supervisar el tratado.

No podemos mantenernos alejados y dejar que con una firma se renuncien nuestras libertades individuales. Exhortamos a los Senadores a votar en contra de este precedente peligroso. Si no, Texas est listo para encabezar la carga para que el tratado sea anulado en la corte.
Revised: