Tuesday, July 6, 2004

Printer Friendly

El Procurador General Abbott Logra Obtener Dictamen Judicial Contra Mujer Que Engañó A Inmigrantes En El Sur De Texas

AUSTIN - El Procurador General Greg Abbott hoy informó que exitosamente le la dado alto a un amplio fraude que estafó un sinnúmero de inmigrantes en el Valle del Río Bravo, y logró que la corte emitiera un fallo de casi 200 mil dólares en multas civiles, restitución y gastos legales.

A Martha Uresti, quien operaba la entidad Uresti Immigration/Notary Services basada en Brownsville, le fue ordenado por una Corte de Distrito Estatal del Condado de Cameron de pagar multas y gastos jurídicos por ilegalmente haberse presentado como una abogada que supuestamente podría ayudar a consumidores con trámites migratorios ante entidades federales. Siguen pendientes cargos penales en su contra.

 
Uresti Immigration  Martha Uresti

“Esta es otra grata victoria en nuestra misión hacia eliminar desde Texas a los individuos y empresas sin escrúpulos que tratan de recabar fortunas al aprovecharse de inmigrantes que han tenido que ganarse el dinero tras un duro esfuerzo”, dijo el Procurador General Abbott. “Los artistas del fraude, tales como la Señora Uresti, explotan las aspiraciones de millones de personas que sueñan de lograr una vida mejor en América, al cobrar miles de dolares y dando muy poco o nada a cambio de la remuneración”.

Uresti a veces cobraba más de 3,000 dólares por familia, prometiendo que ella ayudaría a obtener beneficios de inmigración para ellos, entre varios permisos de trabajo y residencia permanente. A menudo, ella no hacía nada para lograr que el caso de su cliente avanzara ante las autoridades.

Como parte de su estrategia para defraudar, Uresti obtuvo un permiso de “notary public” a través de la Secretaría del Estado de Texas (Texas Secretary of State), con el fin de presentarse ante sus clientes hispanoparlantes como “notario público” – termino español usado en Latinoamérica para referirse a una abogado altamente experimentado, lo que también corresponde a un acto ilegal específicamente prohibido por la ley de Texas. Aunque los términos en español e inglés son parecidos, los “notaries” en Texas pueden dar servicios de inmigración solamente si cuentan con licencias distintas para ejercer la profesión legal. Uresti carece tal licencia.

El Procurador General demandó a Uresti civilmente en febrero del año en curso, y entregó ante la Fiscal del Condado de Cameron información sobre las actividades de la demandada. Como consecuencia de la operación conjunta, Uresti fue arrestada por el Departamento de Seguridad Pública el mismo mes de febrero, puesta en libertad condicional bajo fianza, y sigue pendiente el caso penal en su contra.

Para solicitar beneficios de inmigración, o para obtener una lista de abogados o entidades sin fin de lucro que legítimamente proporcionan servicios de trámites migratorios, acuda a la más cercana sucursal del Servicio de Ciudadanía E Inmigración de Estados Unidos United States Citizenship and Immigration Service (USCIS) o vaya a la pagina Internet www.uscis.gov.

Toda persona que piense haber sido víctima de un engaño relacionado a servicios de inmigración debería reportarlo a la Procuraduría General al 1-800-252-8011.

Dictamen Final: Texas v. Urest (PDF)