Tuesday, January 25, 2005

Printer Friendly

El Procurador General Abbott obtiene fallo de 3.5 millones de dólares contra empresa que estafó a propietarios de viviendas hispanos

AUSTIN – El Procurador General Greg Abbott hoy aplaudió el fallo de 3.5 millones de dólares contra una empresa de Texas por robarle a cientos de propietarios de viviendas hispanos miles de dólares antes de que los titulares de la empresa huyeran de Estados Unidos. El juez de distrito estatal Adolph Canales también emitió una orden de restricción permanente contra City Mortgage Services, Inc., (que no es afiliada de CitiBank, CitiMortgage o City Mortgage Group, basada en Plano) y sus dueños, Gustavo Duarte y Alfredo Méndez, que le impide a la empresa continuar estafando a más consumidores con su “servicio de reducción de hipoteca”.

“El fallo demuestra que el Estado de Texas está tomando serias medidas contra las estafas inconscientes que se enfocan contra la comunidad Hispana”, dijo el Procurador General Abbott. “Ser dueño de tu propio hogar es uno de los sueños más preciados y no toleraré que City Mortgage o cualquier otra operación fraudulenta trate de obtener ganancias ilegalmente aprovechándose de nuestras aspiraciones”.



Anuncio de
City Mortgage
Certificado de "Garantía"
de City Mortgage

El juez determinó que City Mortgage violó la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices) y la Ley de Texas Contra Ventas a Domicilio (Texas Home Solicitation Act) y le ordenó a los acusados pagar 3.3 millones de dólares en multas civiles y 210,000 dólares en restitución a los consumidores.

City Mortgage, que tenía oficinas en Austin, Dallas, Fort Worth y Houston, enviaba equipos de vendedores de puerta en puerta a vecindarios hispanos para tratar de vender el “servicio de reducción de hipoteca” que ofrecía la empresa. City Mortgage le prometía a los consumidores que les ahorraría miles de dólares al retirar dinero desde las cuentas bancarias de sus clientes y enviando a las correspondientes compañías hipotecarias una suma mensual mayor a la que les correspondía enviar, de esa manera reduciendo los años que les tardaría pagar el préstamo. La empresa, que le cobraba a las familias entre 700 y 1,000 dólares para inscribirse al servicio, no remitió cientos de pagos y se quedó con el dinero. City Mortgage cerro inesperadamente en 2004, y dejó a los consumidores debiéndole a sus compañías hipotecarias deudas substanciales en pagos morosos y cuotas relacionadas. Los dueños de la empresa huyeron del país y son buscados.

La orden del juez también encontró que City Mortgage no le informó a los consumidores que su servicio era algo que los propietarios de viviendas pueden hacer por ellos mismos hablando directamente con sus compañías hipotecarias. Los consumidores que crean que han sido víctimas de City Mortgage o de una estafa similar deben contactar a la Procuraduría General al 1-800-252-8011. La ayuda está disponible en español tanto como inglés.

Vea una copia del fallo contra City Mortgage

Vea una copia de la demanda contra City Mortgage.