04/05/05

Printer Friendly

El Procurador General Abbott pone un alto a tres fraudulentas operaciones de asesoramiento sobre inmigración en el Este de Texas

AUSTIN – El Procurador General Greg Abbott hoy anunció que ha puesto un alto a tres empresas de asesoramiento sobre inmigración fraudulentas que operaban en el Este de Texas y que por años le quitaron miles de dólares en estafas principalmente a consumidores Hispanos. Abbott aseguró ordenes de restricción temporales contra las operaciones que engañaron a clientes en los condados de Smith, Gregg y Van Zandt.

Samuel y Nilsa Ávila supuestamente le cobraron a los consumidores hispanos por brindarles servicios de inmigración no autorizados durante casi 10 años a través de su empresa de Tyler que operaba bajo el nombre de Mundo Latino. En el segundo caso, los acusados Josue Ávila y Robert Kolk, basados en Kilgore, se hacian llamar “agentes de procesamiento social”, publicitaban sus servicios en la radio de habla hispana y daban asesoramiento legal en un boletín noticioso que publicaban con regularidad. En Ben Wheeler, Neal Nevejans proporcionó servicios no autorizados y se presentó falsamente como “asistente legal de inmigración”.

“Estos casos demuestran, una vez más, que el fraude de asesoramiento sobre inmigración contra las personas que quieren hacer sus vidas en Texas está frustrantemente presente”, dijo el Procurador General Abbott. “Los consumidores necesitan saber si su asesor de inmigración es legítimo y no nos detendremos hasta que no limpiemos el Este de Texas y el resto del estado de estos estafadores de inmigración”.

Desde que tomó el cargo en diciembre de 2002, el Procurador General de Texas ha clausurado 24 empresas que brindaban asesoramiento legal no autorizado en asuntos de inmigración.

Las más recientes demandas, entabladas bajo la Ley de Texas Contra Prácticas Empresariales Engañosas (Texas Deceptive Trade Practices Act), acusaron a los demandados de engañar a los consumidores diciéndoles que estaban calificados para proveer servicios relacionados a inmigración, como el dar consejo y asesoramiento sobre las leyes de inmigración de Estados Unidos y preparar los documentos correspondientes. Ninguno de los acusados es abogado o está acreditado por la Mesa de Apelaciones de Inmigración (Board of Immigration Appeals, BIA), como lo requiere la ley.

Samuel y Nilsa Ávila habían estado brindando servicios fraudulentos mediante su empresa de Mundo Latino desde aproximadamente 1996. Samuel Ávila se presentaba como abogado o especialista en inmigración, y un letrero afuera de su oficina dice “asistencia en formas de inmigración”.

Vea la demanda contra Mundo Latino y sus propietarios

Vea la orden judicial temporal contra Mundo Latino y sus propietarios


Un hombre de Tyler acudió a Ávila para recibir servicios de inmigración para sus papás en 2004 pensando que éste estaba calificado.

“El Sr. Ávila tiene un letrero de inmigración grande enfrente y me dijo que tenía la autoridad para hacer trabajo de inmigración”, dijo el hombre, añadiendo que su esposa le había pagado a Ávila 1,000 dólares por ayuda de inmigración años antes.

Al darse cuenta de que la operación de Ávila era fraudulenta, el hombre se rehusó a trabajar con él y su esposa intentó, sin éxito, que se le reembolsaran los 1,000 dólares.

“Ni mi esposa ni yo hubiéramos contratado al Sr. Ávila al saber que no estaba autorizado para hacer trabajo de inmigración”, dijo.

Hay una audiencia programada contra los Ávila para el 11 de abril en la Corte de Distrito 7 en el Condado de Smith.

Según la demanda entablada contra Nevejans, él en algún momento trabajó para la Asociación Hispano-Americana del Este de Texas, una agencia acreditada por la Mesa de Apelaciones, pero no tenía autoridad para continuar brindando servicios de inmigración después de que fue despedido de la asociación. No obstante, él estableció su propia empresa de inmigración llamada Immigration Services e ilegalmente continuó operando desde su casa por aproximadamente cinco años, exhibiendo sus diversas y caducadas credenciales de inmigración en las paredes. Una audiencia sobre el caso está programada para el 15 de abril en la Corte de Distrito 294 en el Condado de Van Zandt.

Vea la demanda contra Immigration Services y su propietario

Vea la orden judicial temporal contra Immigration Services


Josue Ávila y Robert Kolk le hicieron publicidad falsa a su empresa, Status Social Services, presentándose como organización sin ánimo de lucro mediante programación en la radio de habla hispana. También se presentaban como “agentes de procesamiento social” en sus tarjetas de presentación, dando la falsa impresión de que estában calificados para proveer servicios de inmigración. Una audiencia para este caso en el Condado de Gregg está programada para el 8 de abril en la Corte de Distrito 124.


Tarjeta profesional
de Status Social Services

Vea la demanda contra Status Social Services y sus propietarios

Vea la orden judicial temporal contra Status Social Services y sus propietarios


Los inmigrantes que son víctimas de especialistas de inmigración fraudulentos no sólo pierden considerables cantidades de dinero, sino que también podrían perjudicar su habilidad de obtener beneficios de inmigración a los cuales podrían haber sido elegibles.

Los consumidores que crean que han sido víctimas de una estafa deben reportarlo a la Procuraduría General al 1-800-252-8011.
Revised: