Un equipo legal de la oficina del Procurador General Ken Paxton presentó hoy argumentos orales ante la Corte de Apelaciones del 5to Circuito que demostraron que la Ley de Bienestar de Niños Indios Nativos (ICWA, por sus siglas en inglés) es inconstitucional. La ley requiere que la consideración del ‘mejor interés del niño' – que normalmente gobierna en procedimientos de bienestar de menores – quede subordinada a consideraciones raciales.

 

"Las leyes del estado requieren que los tribunales se concentren en colocar a niños en los hogares más amorosos y estables posibles, pero la ICWA ignora la ley del estado y compromete el bienestar de los niños nativos americanos tan solo basándose en cuestiones raciales," dijo el Procurador General Paxton. "Conociendo las dificultades que les esperan si intentan adoptar a un niño nativo, muchas parejas simplemente buscan por otra parte desde el principio. El trágico resultado es que a los niños nativos se les priva del amor de familias comprometidas con su bienestar. El gobierno federal no tiene derecho a imponer sus requisitos ilegales y discriminatorios sobre los estados. Este sistema separado y desigual debe desaparecer".

 

El caso que se escucha en la corte se centra en la familia Brackeen, que intentó adoptar a un niño nativo americano después de tenerlo en adopción temporal durante casi un año. Aun cuando prácticamente todos los interesados en el bienestar del niño apoyaban la adopción por parte de los Brackeens, ICWA exigía que el menor fuera trasladado a cientos de millas de distancia para que fuera colocado en el hogar de una pareja India Nativa que nunca lo había conocido y con quien no tenía lazos familiares. Mientras la pareja nativa finalmente retiró su demanda, los Brackeens desafiaron la ICWA ante un tribunal federal – en parte porque su hijo todavía podía ser separado de ellos hasta cumplir dos años luego de la fecha en que la adopción se realizara.

 

La apelación ante el 5to Circuito viene luego de un fallo anterior de un tribunal federal de distrito que determino que ICWA viola la Décima Enmienda al someter a los gobiernos estatales para cumplir propósitos federales. El fallo también estableció que la ley discrimina en base de raza en violación de la igualdad de protección.

 

El 1 de marzo de 2019, un tribunal estatal de Texas en el Condado Tarrant encontró que la ley del estado que requiere que ICWA se aplique en procedimientos de custodia de menores nativos viola la Constitución de Texas. Este caso se presentó en el contexto del esfuerzo de los Brackeens por adoptar a la hermana menor de su hijo.