El Procurador General Ken Paxton elogió la determinación de la Corte Suprema de emitir una resolución en defensa de la ley del estado de Indiana que exige la disposición humanitaria de restos fetales. Revirtiendo un fallo de un tribunal menor, la Corte Suprema sostuvo que un estado tiene "un interés legítimo en la eliminación adecuada de restos fetales".

 

Texas se unió a Wisconsin y otros 17 Estados en una apelación de apoyo legal  ante la Corte Suprema en el caso de Indiana. Dicha acción fue citada por el Juez de la Corte Suprema Clarence Thomas en su concurrencia.

 

"La Corte Suprema repetidamente ha reconocido que los Estados tienen un interés en la vida del no nacido. "Esta última sentencia honra la dignidad del no nacido y evita que los restos fetales sean tratados como desechos médicos, dijo el Procurador General Paxton. "Mi oficina está a la espera de los argumentos orales en nuestro caso de restos fetales del estado. Esperamos demostrar que la ley de Texas es constitucional y no afecta el aborto o la disponibilidad del aborto en Texas."

 

En 2017, la Legislatura de Texas aprobó la Ley 8 del Senado, que, entre otras cosas, prohíbe a los proveedores de salud la eliminación de restos fetales en alcantarillas o sanitarios y que en su lugar los restos sean tratados de manera más digna como entierro, cremación, o esparcimiento de las cenizas. La ley anterior permitía que los restos fetales fueran desechados en un sistema de alcantarillas o incinerados y enviados a un vertedero. En septiembre pasado, una corte de distrito de Estados Unidos emitió una orden bloqueando la Ley 8.

 

Para ver la decisión de la Corte Suprema de Justicia haga clic aquí: https://www.supremecourt.gov/opinions/18pdf/18-483_3d9g.pdf