AUSTIN – El Procurador General de Texas Ken Paxton dirigió hoy una coalición multiestatal en un escrito legal amicus entregado ante la Corte Suprema de Estados Unidos en oposición al programa ilícito de Acción Diferida para Personas que Llegaron en la Infancia (DACA) y en apoyo a la decisión de la administración Trump de anular el programa. Cuando fue creado con un memorándum ejecutivo en 2014, DACA unilateralmente concedió presencia legal y dio acceso a permisos de trabajo a más de 1.7 millones de extranjeros ilegalmente presentes en desafío a las leyes promulgadas por el Congreso.

 

“El programa DACA fue un ejercicio ilícito del poder ejecutivo, y la decisión de la administración Trump de anular DACA fue absolutamente necesaria para defender el estado de derecho. Al crear DACA y DAPA, la administración Obama intentó eludir el Congreso y modificar unilateralmente nuestras leyes de inmigración,” dijo el Procurador Paxton. “El deber del Presidente es asegurar que la ley se ejecute fielmente, no reescribirla unilateralmente cada vez que el Presidente no esté de acuerdo con una decisión del Congreso.”  

 

La Corte Suprema ha reconocido repetidamente que el poder para determinar cuándo los extranjeros están legalmente presentes en el país le ha sido “confiado exclusivamente al Congreso.” El Congreso jamás le ha dado a la rama ejecutiva la capacidad para otorgar presencia legal a toda una clase de extranjeros, y mucho menos autorización de trabajo, cuidado médico, desempleo y un camino a la ciudadanía.

 

El programa ilícito también ejerce una presión financiera indebida sobre los estados. Bajo DACA, los estados asumen el costo de proporcionar servicios sociales, incluyendo cuidado médico, educación, y aplicación de la ley a los no ciudadanos. Tan solo Texas incurre en más de $250,000,000 en costos directos totales de los beneficiarios de DACA cada año.

 

Texas tiene una trayectoria confirmada en la protección de la libertad y confrontar el abuso del poder federal. Cuando el ex Presidente Obama trató de otorgar presencia legal a más de cuatro millones de extranjeros ilegalmente presentes, el Procurador General Paxton dirigió una coalición de 26 estados hasta la Corte Suprema de los Estados Unidos para detener su plan de inmigración ilegal, conocido como Acción Diferida para Padres de Estadounidenses (DAPA). El presidente Trump revocó el memorándum de política de la era Obama de 2014 que creó DAPA en junio de 2017 y anunció su decisión de eliminar DACA gradualmente en septiembre de 2017.

 

Los estados que se unieron a Texas en el escrito legal amicus son Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, Florida, Kansas, Luisiana, Nebraska, South Carolina, South Dakota, West Virginia, y el Gobernador de Mississippi Phil Bryant.

 

Para ver el escrito legal de hoy, haga clic aquí.