AUSTIN – El Procurador General de Texas Ken Paxton se unió a otros seis Estados, liderados por Ohio, para apoyar la decisión del gobierno federal de negar a California la autoridad para establecer estándares de gases de efecto invernadero y vehículos de cero emisiones que efectivamente se aplican en todo el país.

Por lo general, la Ley de Aire Limpio prohíbe a los Estados y a las subdivisiones políticas hacer cumplir "cualquier norma relacionada con el control de las emisiones de los nuevos vehículos de motor". Durante años, California ha recibido exenciones del gobierno federal que le permiten establecer sus propios estándares de emisiones. El efecto de las exenciones es que, si un fabricante de automóviles quiere vender automóviles en California, debe construir el vehículo a los estándares de California, independientemente de dónde ese vehículo salga a la venta finalmente.

"La Ley de Aire Limpio fue diseñada para fomentar la cooperación entre los Estados y el gobierno federal a medida que tomamos pasos para asegurar que nuestras comunidades respiren aire limpio y saludable. Ningún Estado tiene la autoridad para crear normas y reglamentos para otros Estados, y la idea de que California puede legislar para todo el país claramente quita autoridad a la soberanía estatal", dijo el Procurador General Paxton. "Cuando se trata de legislación que afecta a todos los Estados, esos Estados deben tener voz.”

Al intervenir para bloquear el estatus especial de California para limitar y regular las emisiones, la coalición de Ohio y Texas tiene como objetivo restaurar el estatus igual de todos los Estados, bajar los precios de los vehículos, mejorar la variedad de vehículos en el mercado y preservar los empleos vinculados a la fabricación de vehículos.

Junto con Texas, los estados participando en esta moción para intervenir incluyen Ohio, Alabama, Alaska, Luisiana, Utah y West Virginia.

Para ver una copia del escrito legal, haga clic aquí.