Para reducir la ansiedad en caso de un desastre, es mejor tener un plan. Inscríbase para recibir alertas del clima y emergencias en su región, prepare su vivienda y revise su cobertura de seguro. También puede considerar a donde ir en caso de tener que evacuar a causa de un huracán u otro desastre natural, y si usted quiere nombrar a un contacto fuera de su ciudad para que otros puedan saber de usted durante una emergencia.

Como parte de su preparación, también puede tomar medidas para proteger sus documentos importantes. Considere la posibilidad de proteger sus documentos electrónicamente a través de dispositivos de almacén electrónico USB o almacenamiento digital en la internet. Para las copias de documentos importantes considere una caja a prueba de fuego, una caja con llave o rentar una caja fuerte bancaria. También puede tomar un inventario de sus posesiones con documentación fotográfica o video para apoyar futuras reclamaciones si es necesario.

Más información sobre cómo puede estar preparado durante un desastre está en nuestra página de Estafas de Desastres y Emergencias, y también puede conocer más sobre la preparación antes de un desastre en consumidor.ftc.gov.