Al frente de una coalición de 18 estados, el Procurador General Ken Paxton presentó un escrito instando a la Corte de Apelaciones para el 5º Circuito a dejar vigente la decisión de una corte federal de distrito que ha declarado inconstitucional al Obamacare.

En febrero de 2018, el Procurador General Paxton como dirigente de la coalición presentó la demanda que desafía la constitucionalidad de Obamacare, explicando que cuando el Congreso aprobó la reforma de impuestos del presidente Trump, esto tornó al   Obamacare inconstitucional por eliminar el impuesto del mandato individual de Obamacare.

En diciembre pasado, la Corte Federal de Distrito emitió su decisión que acordaba con la coalición y subsecuentemente dictó su determinación final y suspendió el efecto de su decisión. Este año, el Departamento de Justicia pidió al 5to Circuito afirmar el fallo de la corte menor y anular todo el programa de Obamacare. Un panel de tres jueces del 5o Circuito se espera que escuche el caso en julio.

"El Congreso pretendía hacer del mandato individual la pieza principal del Obamacare. Sin la justificación constitucional de la pieza central, la ley debe ser eliminada,” dijo el Procurador General de Paxton. "Obamacare es un experimento social fracasado. Cuanto más pronto sea invalidada, mejor, porque así cada estado puede decidir qué tipo de sistema de salud desea y la mejor manera de proporcionarlo a aquellos con condiciones preexistentes, ese es el federalismo que los Fundadores tenían la intención de crear. "

Cuando la Corte Suprema confirmó a Obamacare en el 2012, la mayoría de los jueces acordó que la disposición que obliga a los individuos a adquirir un seguro médico era constitucional solo porque la sanción del impuesto era justificada bajo las leyes tributarias.

En su fallo que califica a Obamacare como inconstitucional, la Corte Federal de Distrito sostiene que el mandato individual que requiere a individuos tener seguro de salud "ya no puede permanecer como un ejercicio del poder del Congreso a regular cuestiones tributarias " porque el Congreso eliminó el impuesto como penalidad a los que deciden no tener cobertura de salud.

En su forma ilegal actual, Obamacare impone crecientes costos y transfiere una cantidad enorme de poder regulador al gobierno federal. En Texas y 38 otros Estados donde el gobierno federal administra intercambios de salud, las primas de seguro de salud aumentaron un promedio de 105%  entre 2013 y 2017. El año pasado, aproximadamente el 82% de los condados en el país contaban con solo uno o dos seguros de salud que venden cobertura en las bolsas de Obamacare.

A Texas se han unido a su petición legal los estados de Alabama, Arizona, Arkansas, Florida, Georgia, Indiana, Kansas, Louisiana, Mississippi, Missouri, Nebraska, North Dakota, South Carolina, South Dakota, Tennessee, Utah, y West Virginia.

 

Ver una copia de la petición aquí