El Procurador General Ken Paxton anunció hoy que Texas tiene la intención de unirse a una coalición de 13 otros estados y al Distrito de Columbia para impugnar la propuesta fusión de las compañías Sprint y T-Mobile, el 3º y 4º mayores proveedores de servicios de telecomunicación móvil en los Estados Unidos. La fusión, si se consuma, daría lugar a un daño substancial a la competencia en el mercado de servicios de telecomunicaciones móviles inalámbricas, tanto a nivel nacional como en el estado de Texas.

"Si bien apreciamos el tiempo y el esfuerzo que invirtieron las partes para entrar en el acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el Procurador General de Texas tiene una obligación independiente de proteger a los consumidores de Texas. Después de una cuidadosa evaluación de la propuesta de fusión y la liquidación, no esperamos que el propuesto nuevo participante reemplace el papel competitivo de Sprint en un dado momento,” dijo el Procurador General Paxton. "Es responsabilidad de la Procuraduría preservar la competencia en el mercado libre, que ha demostrado resultar en precios más bajos y mejor calidad para los consumidores. El acuerdo alcanzado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos no es en el mejor interés de los texanos, que necesitan telecomunicación inalámbrica móvil asequible que se ajuste a las necesidades de velocidad y de innovación tecnológica de la creciente economía de Texas ".

La demanda liderada por Nueva York originalmente fue presentada el 11 de junio e incluye a los procuradores generales de California, Colorado, Connecticut, Hawaii, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Mississippi, Nevada, Virginia, Wisconsin y el Distrito de Columbia. Hoy, en una audiencia en la corte federal de distrito para el Distrito sur de Nueva York, abogados de Nueva York notificaron a la corte que estarán solicitando licencia para que Texas y posiblemente otros Estados se unan a la demanda la próxima semana.